Ahorrar energía con tejas blancas

Techos con tejas blancas permiten ahorrar energía, pero ¿cómo? son ya diversos los estudios que hablan del ahorro de energía gracias al uso del blanco en las tejas que cubren los tejados, de modo que te explicamos los resultados a esos estudios, en este post dedicado ahorrar energía con tejas blancas, y también te hablamos del porqué se puede ahorrar energía con el color blanco.

Ahorrar energía con tejas blancas

Ahorrar energía con tejados camaleónicos es factible  tanto par el invierno como para el verano. Gracias a estudios realizados por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), se han podido desarrollar una clase de tejas que se conocen como “camaleónicas”, ya que tienen la capacidad de cambiar de color, según las condiciones climáticas en función de si hace frío o calor.  Y entre la gama de colores cambiantes que pueden alcanzar estas tejas parece que se ha llegado a la conclusión de que las tejas blancas son las preferidas.

Este tipo de tejas que han sido desarrolladas por los científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), con el objetivo de ahorrar energía, han podido demostrar que las tejas varían de color según las condiciones climáticas en las que estemos. Los estudios realizados muestran que cuando hace frío y bajan las temperatuas las tejas se vuelven de color negro ya que absorben mayor luz solar. En cambio, cuando aumenta la temperatura y hace calor, las tejas se vuelven de color blanca y esto hace posible reflejar la radiación solar.

Si bien en invierno, las tejas negras se calientan más con el sol también es cierto que esto se nota en la reducción de la factura de la calefacción. Sin embargo, durante el verano, los hogares se calientan más y, al utilizar aire acondicionado, aumenta la factura de electricidad. Siempre pensando en el calentamiento global, los científicos abocados al tema creen que es mejor que los tejados estén pintados de blanco.

Lo ideal sería disponer de tejas blancas en verano y de tejas negras en invierno, sobre todo en el norte, pero hay que optar por una de ellas porque no se puede estar realizando cambios constantemente. Por ello, las tejas blancas son las favoritas.

“Este cambio de color no es algo sin relevancia. Se ha calculado que si todos los tejados del mundo fuesen de color blanco, se eliminaría una cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en 20 años, equivalente a la que se produce en el mundo entero en un año”.- han expresado los científicos.

¿Porque se ahorra energía con el color blanco?

Con las tejas en blanco se puede ahorrar energía como os hemos explicado pero a qué se debe que el color blanco sirva para que el gasto de energía sea menor. La respuesta es sencilla y de alguna manera evidente:  El color de la pintura exterior (en este caso el de las tejas) puede tener un gran impacto en la eficiencia energética, especialmente en climas cálidos. Muchos propietarios y constructores no toman en consideración la eficiencia energética del color de pintura que utilizan en sus diseños.

Para una mayor eficiencia energética, los colores claros o los tonos pastel son mejores porque tienen una buena reflectividad solar y una mayor eficiencia energética en comparación con los colores oscuros. De hecho, los colores oscuros absorben mucha más energía radiante de la luz del sol, calentando la pared y aumentando las temperaturas internas.

Este fenómeno ocurre solo con la radiación solar (luz visible) y no con el calor interno (radiación infrarroja), ya que el tono de color no interactúa con los rayos infrarrojos.

Como resultado, al usar colores oscuros en lugar de colores claros, los aumentos en los costos de aire acondicionado pueden ocurrir durante los meses de calor y por ello se resume que el color blanco sirve para ahorrar energía y no solo esto sino que además, sabemos que con techos o tejas de color blanco, se reducirían las emisiones de CO2 equivalentes a dejar de usar los coches durante una media de unos 10 u 11 años.

Temperatura con el color blanco

Si lo queremos expresar en temperaturas tenemos que decir que las mediciones muestran que bajo una exposición intensa al calor radiante generado por el sol, los materiales (tejas en el caso que nos ocupa) con colorantes más ligeros y más blandos alcanzan temperaturas más bajas. 

En cambio, los materiales y revestimientos muy oscuros pueden incluso alcanzar los 100 ° C . Si nos centramos en la tejas, observaremos que el recubrimiento “más frío” que es la pintura blanca común, puede llegar en altas horas de incidencia solar a una temperatura de alrededor de 46 ° C, pero esto en condiciones extremas y en zonas desérticas donde el sol incide directamente. De media, las tejas blancas tan solo alcanzarían una temperatura de unos 35 grados de máxima y de unos 22 grados de mínima en verano. 

Podemos concluir entonces de manera legítima que el blanco es el mejor color de todos cuando decidimos colocar unas tejas en el techo de casa, pero no debemos olvidar que habrá que tener en cuenta que vamos a tener que usar la casa en invierno. El color blanco refleja el sol y no recibe el calor, pero ¿te servirá en invierno? Pues en principio sí, pero claro se puede decir que el gasto estará entonces en la calefacción, dado que un tejado recubierto por tejas blancas por completo siempre mantendrá la casa más fría de lo normal. De ahí que el estudio antes mencionado se haya realizado en función de poder disponer de tejas que cambian de color, de blanco a negro, en función de si estamos en verano o en invierno, siendo las blancas, como hemos dicho las favoritas, pero por algo sencillo: la gente soporta menos el calor que el frío.

Artículo de interés: 

Si deseas poder conocer más sobre la energía, te podemos recomendar ahora los siguientes artículos que hemos preparado.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos