Las propiedades medicinales de la Bugambilia

Que la Bugambilia se ha convertido en la planta protagonista del verano, es un hecho. A nivel ornamental, pocas plantas le hacen sombra. Además, ya te contamos cómo cultivar la bugambilia en nuestro huerto y vimos que era más fácil de lo que mucha gente imagina. Ahora, lo que no todo el mundo conoce son las […]
Erenovable.com

Que la Bugambilia se ha convertido en la planta protagonista del verano, es un hecho. A nivel ornamental, pocas plantas le hacen sombra. Además, ya te contamos cómo cultivar la bugambilia en nuestro huerto y vimos que era más fácil de lo que mucha gente imagina. Ahora, lo que no todo el mundo conoce son las propiedades medicinales de la Bugambilia. Sí, ahí también es un referente.

Las propiedades medicinales de la Bugambilia

Si la Bugambilia es una de las plantas más llamativas, preciosas y vistosas de verano, hablar de las propiedades medicinales de la Bugambilia es casi más sorprendente. Esta trepadora tiene numerosos beneficios para la salud. Tantos que hasta cuesta recordarlos. Por tal motivo, los hemos recopilado todos. Estas son las propiedades medicinales de la Bugambilia

  • Alivia la tos – Sus propiedades expectorantes ayudan a los pulmones y alivian al tos seca. En este caso, deberíamos hacer una infusión con flores y tallos.
  • Trastornos de la piel – La Bugambilia es una de las plantas más efectivas para tratamientos de la piel. Especialmente con el acné, pero también con manchas, espinillas o exceso de grasa, esta planta aporta elasticidad y fuerza a la piel.
  • Dolor de garganta – Las propiedades antisépticas y antibacterianas de la Bugambilia le permiten limitar la acción a infecciones y afecciones que afecten al aparato respiratorio, en general, y a la garganta en particular.

  • Indigestiones – Una infusión de Bugambilia es altamente efectiva contra las indigestiones y dolores estomacales. También alivia el reflujo y el ardor más rápido de lo que cabe imaginar.
  • Diarrea – Sin salir del estómago, la Bugambilia no sólo corta sus efectos más escandalosos, sino que ayuda a frenar otros síntomas derivados de la diarrea.
  • Leucorrea – La mucosidad genital es habitual, tanto en hombres como mujeres. Y, en este caso, la Bugambilia ayuda a controlar la secreción de moco en la zona, además de la infección o afección que pueda tener.

  • Úlceras – La capacidad antiinflamatoria de la Bugambilia le permite actuar de forma eficaz contra las úlceras, aliviando el dolor y sanando la dolencia. En este caso, la infusión se haría con flores y brácteas
  • Heridas – La Bugambilia es un antiséptico natural que ayuda a limpiar las heridas, eliminando todo tipo de bacterias y acelerando la cicatrización de la zona.
  • Dolor articular – El efecto antiinflamatorio de esta planta, es perfecto para reducir el dolor articular. En este caso, tocaría aplicar una cataplasma en la zona dolorida.

  • Hepatitis – Ha sido uno de los últimos descubrimientos y, quizás, uno de los más celebrados. La Bugambilia ayuda a reducir la inflamación del hígado. Eso sí, siendo una afección grave, conviene consultar antes a un médico.
  • Fiebre – La infusión de Bugambilia ayuda a reducir y controlar los picos de fiebre
  • Trastornos respiratorios – Esta planta es altamente expectorante, lo que supone un alivio en el caso de trastornos respiratorios.

Cómo preparar una infusión de Bugambilia

Puesto que la mayoría de aplicaciones medicinales de la Bugambilia, se hacen mediante su consumo en forma de té, conviene saber cómo preparar una infusión de Bugambilia paso a paso. Si no quieres hacerla, siempre puedes comprarla en cualquier herbolario.

  • Corta las flores – Si tienes Bugambilia en casa, córtalas desde la planta para que estén frescas.
  • Lava las flores – Lava las flores con agua muy fría para eliminar impurezas y bichos que puedan tener
  • Hervir – Pon agua a hervir y echa las flores cuando ésta llegue a ebullición

  • Retirar – El tiempo lo marca el color del agua. Cuando cambie de color y sea parecido al de las flores, lo puedes retirar
  • Reposo – Deja reposar 10-15 minutos
  • Colador – Cuela la mezcla para depurar los posibles restos que queden

  • Servir – A la hora de servirlo, asegúrate que esté muy caliente. Si quieres darle sabor, añade miel, nunca azúcar.

También te puede interesar:

También te puede interesar