Cómo cultivar bugambilia en nuestro jardín o huerto

El verano siempre ha traído cosas maravillosas. El calor, la luz del sol, el aroma a playa, el tiempo libre, la siestas... Pero también las flores. Muchas personas creen que las flores en verano aparecen en los campos en forma de girasol o de cactus, pero las madre naturaleza nos trae la bugambilia, una de […]
Erenovable.com

El verano siempre ha traído cosas maravillosas. El calor, la luz del sol, el aroma a playa, el tiempo libre, la siestas… Pero también las flores. Muchas personas creen que las flores en verano aparecen en los campos en forma de girasol o de cactus, pero las madre naturaleza nos trae la bugambilia, una de las flores de moda. Por ello, hoy te contamos cómo cultivar bugambilia en nuestro jardín o huerto

Partiendo de esta flor, aparecen muchas imágenes en nuestra cabeza en donde la bugambilia le da este toque único que tiene para colorear la naturaleza. Ahora, sabiendo lo hermosa que es, os mostraremos en Erenovable cómo cultivar bugambilia en nuestro jardín o huerto. Un cultivo que, cosas de la naturaleza, es mucho más fácil de lo que cabría esperar viendo el resultado que ofrece.

¿Qué es la bugambilia?

Incluso quienes no saben qué es la bugambilia, están cansados de ver esta majestuosa planta en numerosas casas de verano en la playa. Se trata de esta enredadera de porte arbustivo que, bien crece a lo alto, ocupando gran parte de fachadas, o bien repta por todo el recorrido de una verja, protegiendo y embelleciendo la casa. En ambos casos, la bugambilia debe ser ayudada para ir en la dirección que queremos.

como-cultivar-bugambilia

Pero, ¿qué es la bugambilia? Pues se trata de una preciosa enredadera cuya altura puede llegar a los 12 metros, que puede crecer casi en cualquier circunstancia y cuyas hojas son las verdaderas reinas de la corona. Los colores de la bugambilia en plena floración son absolutamente embriagadores y la variedad de tonos abarca desde el rosa, al amarillo, pasando por rojo, morado, naranja o blanco, entre otros.

Habitualmente, la bugambilia se ha utilizado para cubrir arcos, pérgolas, puertas, fachadas… Aprovechando que es un arbusto sarmentoso trepador, las opciones que ofrece son infinitas. Además, como su tronco está cubierto de espinas, se puede enganchar en otras superficies. También en otras plantas.

No obstante, en los últimos tiempos, también se ha puesto de moda su cultivo en jardín, huerto, incluso en el interior de la casa, macetas mediante. Su floración suele arrancar en primavera y se prolonga hasta bien entrado el verano, incluso llega a otoño.

El color primigenio de la bugambilia es el rosa y el magenta. Pero las hibridaciones realizadas han disparado el catálogo de colores de esta planta imprescindible. Una planta que, a pesar de su belleza, es resistente como pocas. Resiste las heladas, y temperaturas de hasta -7º, aunque es mejor protegerla en invierno. De hecho, la bugambilia necesita en torno a 5-6 horas de sol diarias.

Además, es una planta altamente resistente a plagas y enfermedades, lo que la convierte en una elección de acierto seguro para el jardín o el huerto. Eso sí, si vas a optar por la bugambilia en tu jardín, hay determinadas consideraciones que debes tener en cuenta y que te vamos a contar. Aunque antes de hacerlo, conviene que conozcas las propiedades y los beneficios de una de las plantas medicinales por antonomasia.

Bugambilia – Propiedades

La bugambilia no es sólo color. Es cierto que es lo que más destaca y por eso es una flor decorativa, pero también se trata de una flor que tiene propiedades que ayudarán a tener una salud de hierro.

como-cultivar-bugambilia-febrifuga

  • Controla latos
  • Ayuda a desintoxicar el cuerpo
  • Permite la eliminación de mucosidades
  • Antipirética

Debido a esto, el cuerpo se ha podido beneficiar enormemente de una planta que a simple vista era sólo decorativa.

Bugambilia – Beneficios

Los beneficios de la bugambilia son cuantiosos y sin duda después de leerlos querrás empezar a plantar bugambilia en tu casa para poder disfrutar de los beneficios lo antes posible.

como-cultivar-bugambilia-tos

  • Afecciones respiratorias
  • Dificultades digestivas
  • Control de secreción de fluidos
  • Ayuda a mantener la piel sana
  • Ayuda a desinfectar heridas
  • Baja la fiebre de forma eficaz

como-cultivar-bugambilia-piel

Si tienes bugambilia en casa, podrás tener todos estos beneficios al alcance de la mano. ¿Los vas a dejar pasar?

Cómo cultivar bugambilia

Si tienes un jardín o huerto, y tienes espacio, tienes que plantar bugambilia y aunque creas que es complicado, no te preocupes. Échale un vistazo a cómo cultiva bugambilia.

Luz

como-cultivar-bugambilia-luz

La luz es muy importante para la bugambilia, especialmente cuando va a florecer. Cuando llega el momento de criarse y crecer, con cualquier luz le vale, pero para florecer en la época que le corresponde le tiene que da un cañonazo de luz natural y de manera continua.

Por eso, hay que vigilar bien dónde lo vamos a plantar porque si queremos que florezca, va a necesitar ese tipo de luz. Quizás por eso, en algunos sitios no puede florecer, porque necesita que la luz sea muy intensa.

Riego

Es una planta que necesita recoger agua, así que hay que ir regando con frecuencia, pero cuidado, con frecuencia, no significa con mucha cantidad, porque si no, no le dará tiempo a absorber el agua. Podría ahogarse cuando llegue el momento de florecer, es mejor no regar en una semana.

en verano, el regado será semejante, pero con más frecuencia todavía, pero lo mismo, sin encharcar la maceta, porque con el sol, podrían quemarse los pétalos, perder el color y caerse. Riega por encima con una lluvia fina.

Substrato

Aparte de agua y sol, necesita otros tipo de nutrientes que podemos darle nosotros. Rellenamos la maceta en 35% con arena de grano grueso o algo semejante, como la tierra volcánica, que es muy fértil. El otro 65% de la maceta, debe ser mantillo.

como-cultivar-bugambilia-sustratos

Tenemos que tener ojo a la hora de colocar las capas, porque si no se colocan bien, el drenaje no será el adecuado, se secara o se inundará, por lo que es buena idea que en la pare superior, haya algunas piedras para mover el agua.

Abonado

El abonado perfecto para la bugambilia es cada desde primavera a final de verano. Se puede emplear un abono para bosáis, qeue s líquido y muy cómodo. En invierno, no hará falta abonar.

Procura no abonar recién trasplantada, porque es mejor esperar a los primeros brotes a que sea rápidamente abonada.

Poda

Antes de primavera o cuando llegue el invierno, podemos hacer una limpieza de ramas viejas. Para ello, eliminaremos las ramas que ya no echan flores.

También puedes esperar a que echen flores en primavera verano, para empezar a podar ya que en ese momento, están estimuladas a crecer, por mucho que cortes.

Alambrado

Para que pueda trepar y así llegar a todos los sitios, sólo necesitaremos un poco de alambre con plástico que lo proteja y así no hacerle daño a la planta. De esta manera, puedes apoyar la flor y así dejar que siga creciendo con un camino que le hayas hecho.

Trasplante

Si puedes evitar trasplantarlo mejor, porque no suelen soportar el trasplante. No ocurre siempre, pero es mejor que lo dejes en el mismo sitio por si no lo supera y buscar un lugar en donde no hará falta el trasplante.

Si aún así quieres hacerlo, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Hacerlo cada dos o tres años, cuando la planta sea fuerte y justamente antes de que comience a echar flores.
  • Procurar que la poda se haga dos semanas antes o dos semanas después para que la planta no se estrese
  • aprovechar para eliminar las raíces podridas que abultan e impiden tener espacio
  • Eliminar hojas también, al eliminar raíces o tendrán que trabajar las raíces el doble, para mantener a las otras hojas.
  • En esos momentos, quitar a la planta del sol, para que descanse y no se estrese.

Aparte de hermosa, la bugambilia tiene sus trucos para poder ser cultivada en tu jardín o huerto. Puede que parezca mucho trabajo, pero como veis, merece la pena.

También te puede interesar:

También te puede interesar