Escrito por

Qué es el ciclo del agua y sus fases

Seguramente de pequeño te habrán hablado varias veces de lo que es el ciclo del agua, que aunque lo estudiamos en el colegio durante distintos cursos, nunca está de más recordar de qué se trata y cuál es la cadena que se genera para poder lograr así un resultado más que satisfactorio en todos los sentidos.  Veamos cuál es la cadena y de qué se trata realmente el ciclo del agua.

estados del ciclo del agua
Los estados del agua

Estado sólido

Es cuando el agua está por ejemplo en el hielo o la nieve, se ha convertido en un tipo de elemento que podemos tener en nuestras manos.

Estado líquido

Es cuando el agua está en su estado más natural de todos. La podemos obtener cuando abrimos el grifo de la cocina o del baño por ejemplo.

Estado gaseoso

Cuando el agua se evapora se convierte en un estado gaseoso.

Qué es el ciclo del agua

Como verás, el agua está en constante cambio. Tanto los océanos, como las nubes, los mares y la lluvia hacen que su estado cambie de circulación. Esto permite que la cantidad de agua que hay en el planeta no cambie y que se trate de un ciclo del agua que está en circulación en todo momento.

El ciclo del agua en sí mismo comienza cuando el agua se evapora desde la superficie de la tierra. Esta agua que se va evaporando sube hasta llegar a las nubes, lugar donde se va enfriando, entonces ese vapor se va transformando en agua a través del proceso que se llama condensación. Estas gotas que se van formando es lo que crean las nubes, y que por ende, en algún momento deben volver a caer, creando lo que conocemos como lluvia o precipitación.

El agua va cayendo en diferentes lugares, y alguna de esta agua es utilizada por seres vivos mientras que otra queda en la tierra. Cuando hace mucho frio, el agua se transforma en nieve, convirtiendo así que sea el estado sólido. Y nuevamente empieza el ciclo del agua.

En casa también podemos verlo y comprobarlo fácilmente. Si colocamos un poco de agua líquida en el refrigerador, ésta se convertirá en hielo (estado sólido) y si dejamos que se derrita, se volverá a convertir en agua. Cuando el agua queda en una superficie por un tiempo, poco a poco se va evaporando. ¿Acaso cuando el suelo está mojado o cuando lo limpiamos no notas que al poco tiempo vuelve a estar seco? Es porque el agua se evaporó.

ciclo del agua
Como puedes notar, el ciclo del agua, está siempre a nuestro alrededor, y es fundamental para que los rios, océanos y mares sigan teniendo agua, para que los animales sigan sobreviviendo y por supuesto, para que las plantas y la vegetación siga su camino gracias a la lluvia que recibe.

El agua es sumamente importante para la vida tanto de los humanos como de los animales. Aprovecha y utilízala a consciencia ya que en muchas regiones el agua es muy escasa.

Las fases del ciclo del agua o ciclo hidrológico

Una vez explicado, toca conocer las fases del ciclo del agua o ciclo hidrológico. Básicamente, el itinerario que sigue el agua en el planeta. Y es que el líquido elemento que hay sobre La Tierra siempre está en movimiento, cambiando de estado y repitiéndose desde hace billones de años. Sin las fases del ciclo del agua, el planeta estaría desierto.

Evaporación

Es la primera fase del ciclo del agua. En la evaporación, el agua se evapora desde la superficie del océano, la corteza terrestre y desde los propios seres vivos. Ya sea la transpiración de las plantas o la sudoración de los animales, el agua sale al ambiente y se evapora.

Es más, los seres vivos aportan a la atmósfera el 10% del agua con la que cuenta. El 90% restante proviene de océanos y mares. Obviamente, el calor es vital para que la evaporación tenga lugar. Es el calor del ambiente el que hace que el agua comience el proceso de evaporación

Similar a la evaporación, aunque en este caso desde estado sólido, se da la sublimación. En vez de estar en estado líquido, el agua está helada en los glaciares y, al derretirse, es incorporada a la atmósfera.

Condensación

Una vez que se ha evaporado, la segunda fase del ciclo del agua le lleva a la condensación. En este caso, el agua se convierte en vapor y se condensa, dando lugar a la creación de nubes. Éstas están formadas por gotas de agua minúsculas que se acumulan en la parte superior de la atmósfera.

El paso final de la condensación es convertir el vapor de agua en agua líquida. De hecho, la condensación es el proceso contrario a la evaporación. De hecho, la condensación es culpable de la niebla o de que tus gafas se empañen al pasar de un sitio frío a otro caliente.

Precipitación

La precipitación es la tercera fase del ciclo del agua. Viene dado cuando las gotas de agua que han formado las nubes, se enfrían. Este enfriamiento multiplica la condensación y hace que las gotas pequeñas se unan, formando gotas más grandes. Éstas, al pesar más, caen en forma de lluvia, granizo o nieve a La Tierra.

Hacen falta muchas gotas pequeñas para formar una gota de lluvia. Es más, muchas gotas no llegan al suelo, pues pesan tan poco que son elevadas de nuevo por el aire.

Infiltración

La cuarta fase del ciclo del agua es la infiltración. Se da tras la lluvia, cuando el agua llega al suelo de La Tierra y penetrar por ella, convirtiéndose en agua subterránea. La cantidad de agua que le filtra por el suelo depende de la permeabilidad del sustrato, la pendiente y la cobertura vegetal.

También hay gran cantidad de agua que hace el camino de vuelta a la atmósfera, incluso antes de caer. Sería comenzar de nuevo con la evaporación. 

Mucha de esta agua dulce se queda almacenada en los glaciares. De hecho, los glaciares suponen el 11% del total de la superficie de La Tierra, por lo que el agua que acumulan es tremenda.

Escorrentí­a

La quinta fase del ciclo del agua se conoce como escorrentía. Es como definimos a las formas que tiene el agua de moverse, siempre hacia abajo, según la inclinación del terreno. Provoca erosiones y transporta sedimentos. Cuando cae mucha lluvia, el suelo se satura y el agua sobrante circula.

Este agua acaba llegando a ríos o mares, en lo que se conoce como escorrentía superficial. Y no es poca cantidad. Se calcula que un tercio del agua de lluvia, circula en forma de escorrentía hasta los océanos. Los otros dos tercios, o se evapora o se filtra por el suelo como agua subterránea.

Circulación subterránea

La circulación subterránea es la sexta fase del ciclo del agua. Al igual que la escorrentía, circula hacia donde esté inclinada el terreno. El agua se va filtrando a través de los poros de la tierra. Y sí, se habla de circulación subterránea porque el agua circula a través del subsuelo, por rocas permeables como las calizas.

Fusión

La fusión es la séptima fase del ciclo del agua y viene dada cuando la nieve o el hielo de los glaciares cambia de estado. Es decir, de sólido hielo a líquido agua. La cantidad de deshielo que produzca en la fusión dependerá de la temperatura. De ahí que la subida global de las temperaturas revista tanto peligro.

De hecho, si se derritieran por completo los glaciares, el nivel del mar subiría 70 metros. Es decir, el mundo se acabaría tal y como lo conocemos.

Solidificación

La última fase del ciclo del agua es la solidificación. Como su nombre indica, es el paso de líquido a sólido del agua. Es decir, de agua a hielo o nieve. Se da cuando la temperatura es inferior a 0º y deriva en que haya precipitaciones en forma de nieve o hielo desde las nubes.

La nieve se da cuando el frío congela la humedad, convirtiendo las gotas de agua en cristales de hielo polimórficos. El granizo, por su parte, se da cuando las gotas de agua suben demasiado rápido y aún mantienen una temperatura fría. Al subir, además, aumentan su tamaño y al llegar a la nube vuelven a caer en forma de granizo de mayor o menor tamaño.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos