Guía de reciclaje

erenovable.com

Hoy vamos a tratar  un tema que aunque se da por hecho que todos lo conocemos y estamos concienciados, a veces no está mal ahondar en ello porque ¿Cuánto crees que sabes y cuánto sabes en realidad?. Vamos paso a paso y os ofrecemos a continuación, una Guía de reciclaje.

Guía de reciclaje

Nuestra guía de reciclaje consistirá en saber exactamente qué elementos se pueden reciclar, cuáles no y de qué modo se recicla adecuadamente.

Guia de reciclaje

Lo primero de todo será saber qué es exactamente reciclar y que papel tenemos nosotros dentro del reciclaje.

Qué es reciclar

Si buscamos la palabra reciclar en el diccionario, veremos que significa “recuperar y reutilizar los materiales de desecho y rechazo”, con el objetivo de recrear el mismo producto o diferentes productos.

De este modo cuando hablamos de reciclar materiales o cosas que tenemos por casa, hablamos de llevarlo a su correspondiente contenedor y de este modo colaborar para que una vez llegue a la planta de reciclaje, pueda convertirse de nuevo en el mismo material o en otro.

También podemos optar por la parte creativa que tiene el reciclaje: es decir, elaborar cosas en casa (como juguetes o elementos de decoración) que nacen a partir de cosas que hayamos decidido aprovechar a partir de materiales como el plástico por ejemplo.

De todos modos en esta guía de reciclaje queremos que sepáis cómo se recicla y donde va cada cosa, de modo que primero tendremos que saber qué cosas pueden ser recicladas y cuáles no.

Guia de reciclaje que se puede reciclar y que no

Qué podemos reciclar y que no

En casa, prácticamente todo lo que utilizamos puede ser reciclado, pero a veces no tenemos claro dónde se tira o si realmente es reciclable.

De este modo, todo lo que sea cartón, plástico, papel y vidrio es 100% reciclable. De la misma manera los restos de comida tienen su contenedor (que luego veremos) para reciclar.

En cuanto a lo que no se recicla, podemos pensar que la vajilla de cristal , las ollas y los utensilios de pyrex , las bombillas y los tubos de neón , por ejemplo, son reciclables pero no lo son de manera que debemos llevarlo a punto verde donde allí se encargaran de distribuirlo a donde corresponda para su eliminación toda. Puede que pienses que la bombilla, hecha de vidrio, puede encajar en esta categoría y que la reciclemos sin más, pero recuerda que no es así.

Veamos para que os quede mucho más claro, una lista de cosas en casa que puedes reciclar sin problema:

  • Papel y cartón, es decir, periódicos, cuadernos, cajas de zapatos, cajas de embalaje … ¡Sin recibos!
  • Plástico PET, PE, PS, PP … es decir, botellas, poliestireno, envases …
  • Aluminio y acero, es decir, latas, latas de atún, latas, papel de aluminio, tapas de corona …
  • Los residuos orgánicos son  todo lo que queda y los desechos de alimentos se pueden convertir en compost o utilizarse como biomasa para la producción de biogás.
  • Residuos que son desechos electrónicos que contienen metales preciosos y otros materiales reciclables.
  • El aceite de freír de aceite de cocina  debe desecharse adecuadamente, tanto para evitar daños al medio ambiente como porque los aceites usados ??son un recurso excelente.

Guia de reciclaje como reciclar

No todos saben que en casa producimos otros desechos que pueden reciclarse. Un mueble que se tira entre los desechos voluminosos podría reciclarse si se envía a la cadena de suministro correcta. En muchas ciudades no existe una cultura ética y solo rara vez dependen de consorcios … no todos, de hecho, saben que existe un consorcio para la recuperación y el reciclaje de madera y corcho (incluidos los tapones de corcho). Entonces sí … la madera también debe mencionarse en la lista de desechos que pueden reciclarse. Con la madera de armarios, estantes, encimeras de cocina … puede producir paneles aislantes y otros muebles.

Incluso las telas se pueden reciclar sin dificultad, así que deberíamos regalarlas con la colección de ropa usada.

Cada uno de los elementos que acabamos de enumerar, tiene su contenedor asignado o podemos llevarlo a un punto verde para que se pueda reciclar en condiciones (el caso de las pilas o del aceite). Veamos a continuación dónde se recicla cada cosa.

Contenedor amarillo

Para este contenedor están destinados todos aquellos materiales que tengan que ver con latas y envases de plástico, el aluminio y el corcho.

Muchas veces uno se pregunta ¿Esto sí, esto no? y no hay nada como poner ejemplos de la vida diaria para aclararse, en este caso hablamos de botellas, tetrabricks, botes, bolsas, bandejas, tapas de yogures…

Hay muchísimos elementos que utilizamos día a día que tienen que acabar en este contenedor al final de su vida.

A pesar de que cada vez son más personas las que comienzan a separar en sus casas los diferentes tipos de residuos, alrededor del 25% de los desechos que acaban en el contenedor amarillo no son los correctos.

Contenedor azul

En el contenedor azul tienes que echar aquellos materiales de papel como los periódicos, las revistas, los cuadernos (siempre que les hayas quitado previamente las anillas), las cajas o envoltorios de papel.

Si ya quieres terminar de hacer las cosas bien, dobla el cartón todo lo que puedas para que no ocupe mucho espacio y puedan seguir introduciéndose más residuos dentro del contenedor ¿Nunca te ha ocurrido que los has tenido que dejar fuera del contenedor porque no entraban?

Una cosa curiosa y que muchos no saben, es que tanto las servilletas como pañuelos de papel u otro tipo de papel sucio no se debe de incluir dentro del contenedor ya que tiene residuos.

Contenedor verde

El contenedor verde está destinado a todo aquello que esté relacionado con el vidrio como son las botellas, los frascos o los tarros (ojo! las tapas van al amarillo)

Personalmente no conocía este detalle, pero lo ideal es que el vidrio se deposite en el contenedor sin romperse ya que de esta manera es más aprovechable.

Con algunos tipos de contenedores lo tenemos bastante complicado por no decir imposible, pero es bueno saberlo!

Otro aspecto a tener en cuenta es que todo aquello que son botes de vidrio de medicinas tampoco éste es su lugar ya que al tener restos de sustancias deben ir al punto Sigre.

Contenedor Naranja

La gran mayoría de los productos están destinados a terminar sus días en este contenedor ya que es más conocido como “contenedor de residuos orgánicos”.

En este contenedor tienen lugar los desechos de alimentos, los papeles y cartones sucios que hemos nombrado anteriormente, las gomas, plásticos que no sean envases, juguetes, etc.

 contenedor-naranja

Cada ciudad e incluso localidad tiene diferentes modelos de contenedores, unos se guían por colores, otros por la palabra y otros incluso llevan ambas!

Personalmente, consideraba que sabía bastante del reciclaje de donde iba cada cosa, pero después de investigar para este artículo la verdad es que me he sorprendido de las cosas que daba por hecho de las que son en realidad.

Los puntos limpios

Todo el mundo conoce los contenedores de colores y su utilidad pero no pasa lo mismo con los puntos limpios. A pesar de haber uno o varios en toda localidad de cierto tamaño, los puntos limpios no son conocidos y ubicados por los ciudadanos.

Los puntos limpios o puntos verdes son instalaciones dedicadas, de forma específica, a la recogida y catalogación de residuos. Básicamente, tienen la misma finalidad que los contenedores de reciclaje, con una diferencia: el tamaño.

Los puntos limpios son instalaciones que permiten al ciudadano llevar residuos de todo tipo, tamaño o condición. Residuos que, habitualmente, no se tiran en los contenedores ordinarios, como residuos orgánicos, vidrios, papel o plástico. En este caso, hablamos desde pilas, a una plancha para el pelo, un televisor o una moto.

Tipos de puntos por situación

  • Puntos limpios fijos – Los puntos limpios están gestionados por las Administraciones Locales. Así, dependiendo del Ayuntamiento de turno, encontramos puntos limpios con personal y muy amplios, pero también otros más pequeños y en los que el propio ciudadano se busca la vida. Hablamos, en este caso, de los puntos limpios fijos. Aquellos que tienen una ubicación estable, conocida y cuyas instalaciones están habilitadas a tal efecto.
  • Puntos limpios móviles – Y es que también existen los puntos limpios móviles, que prestan un servicio itinerante. Básicamente, los puntos limpios móviles son camiones de recogida que pasan por algunos barrios o municipios pequeños con regularidad semanal. El objetivo es que quienes no pueden desplazarse al punto limpio, tengan opción de reciclar elementos de toda condición que tengan en el hogar. Y es que los puntos fijos suelen ubicarse a las afueras o en zonas alejadas de núcleos urbanos, precisamente para generar los menores problemas posibles.

Tipos de puntos por tamaño

El tamaño de un punto limpio también supone su catalogación en tres categorías:

  • Puntos limpios Tipo A – Con una superficie superior a 2.000 m2, tienen muelle de carga, son más cómodos, amplios y sus contenedores están en un nivel inferior. Recogen más variedad de residuos que el resto de tipos y están recomendados para localidades de más de 10.000 habitantes
  • Puntos limpios Tipo B – A diferencia del Tipo A, no tienen muelle de carga. Están recomendados a poblaciones entre 2.000 y 10.000 habitantes
  • Puntos limpios Tipo C – Son las instalaciones más pequeñas y modestas. Disponen de hasta cuatro contenedores y están recomendados para municipios de menos de 2.000 habitantes

¿Qué puedo tirar en un punto limpio?

Mejor que preguntar qué puedo tirar en un punto limpio, sería preguntar qué no puedo tirar. Lo cierto es que en un punto limpio tiene cabida casi cualquier residuo. Hablamos de residuos que utiliza un ciudadano medio a diario. Obviamente, no se puede llevar uranio enriquecido para reciclar. No obstante, conviene conocer la normativa, pues cada Ayuntamiento dictamina el uso que se da a sus puntos limpios.

En dicha normativa se especifica qué puedo tirar en un punto limpio y qué elementos están prohibidos. No obstante, la norma general es que los puntos limpios asumen el 99% de residuos que se generan en una casa. Para hacernos una idea, estos son los elementos más habituales, más allá de la basura generada a diario, que también es recogida en los puntos limpios.

  • Electrodomésticos de todos los tamaños (neveras, microondas, hornos…)
  • Objetos metálicos (camas, somieres, cunas…)
  • Basura electrónica (ordenadores, móviles, máquinas de afeitar eléctricas…)
  • Objetos de madera (muebles, mesas, sillas…)
  • Aceites de cocina usados (debes llevarlos en un recipiente cerrado)
  • Aceite de motor
  • Baterías y piezas de automóviles
  • Pilas, baterías de móvil y cargadores
  • Bombillas (halógenas, LED, fluorescentes…)
  • Radiografías
  • Medicamentos
  • Pintura (barnices, acrílicas, sintéticas…)
  • Colchones
  • Puertas y ventanas
  • Ropa, calzado, sábanas y cortinas
  • Cajas de plástico, material de oficina, cajas de DVDs…
  • Restos vegetales
  • Termómetros antiguos que lleven mercurio
  • Elementos decorativos (espejos, cristales, cuadros…)

Lo dicho, el 99% de cosas que tenemos en casa, se puede tirar al punto limpio. ¿Cuál es ese 1% restante? Pues, precisamente, los residuos que no podemos tirar a un punto limpio y que conviene conocer para no buscarnos un jaleo.

¿Qué no puedo tirar en un punto limpio?

¿Qué no puedo tirar en un punto limpio? Es una pregunta que en muchas ocasiones queda sin respuesta. Ahora, cuando empezamos a enumerar, todas las opciones parecen lógicas. Básicamente, son elementos que, por su naturaleza, necesitan otro tratamiento y condiciones para ser separados o destruidos.

  • Neumáticos
  • Residuos radioactivos (uranio, plutonio…)
  • Elementos médicos potencialmente infecciosos
  • Residuos tóxicos
  • Recipientes o elementos que hayan entrado en contacto con material tóxico o peligroso
  • Residuos orgánicos

Como hemos comentado, todo entra dentro de una lógica cívica y ciudadana. Son elementos o potencialmente contaminantes o peligrosos, que deben ser tratados en otras condiciones. Por tanto, debes informarte donde depositarlos.

¿Dónde van los residuos de los puntos limpios?

Una vez hemos depositado nuestra basura en el punto limpio, ¿dónde van esos residuos? No es una pregunta que el ciudadano se haga de forma habitual. Sencillamente, deja sus residuos allí y se va. No obstante, no está de más conocer el proceso que sigue nuestra propia basura para ser reciclada. Más que nada, porque puede volver a casa, en días, con otra forma y color.

Los puntos limpios deben ser entendidos como un paso intermedio entre ciudadano y el reciclado final del residuo. Es decir, el punto limpio es una zona de almacenaje, pero en él no se va a transformar o destruir elemento alguno. En los puntos limpios se recogen y se ordenan, que no es poco, a la espera de su paso a reciclaje o destrucción posterior.

Esta labor también depende del Ayuntamiento de turno. Cada Administración decide si cuenta con equipo propio de funcionarios o subcontrata esta labor. Sea como sea, el siguiente paso es recolectar todos los residuos del punto limpio y llevarlos a la planta de tratamiento pertinente. El trabajo de catalogación ya está hecho previamente, lo que ahorra mucho tiempo y, por tanto, recursos y dinero públicos. De ahí la relevancia de los puntos limpios a todos los niveles.

Por un lado, el ciudadano tiene un sitio de referencia en el que dejar su basura. Por otro lado, el Ayuntamiento cuenta con una instalación donde puede acumular estos residuos de forma ordenada y controlada. Dicho lo cual, si no sabes donde está el punto limpio más cercano a tu casa, no tienes más que buscarlo en tu Ayuntamiento.

Espero que os haya servido y que poco a poco pasemos más personas de la conciencia a los hechos, para añadir más información a lo explicado, no te pierdas estos otros posts que hemos preparado:

Una respuesta a “Guía de reciclaje”

  1. me gustaria saber que en mi ciudad no hay contenedores y la basura se junta zn una sola bolsa dice:

    No tenemos contenedores como podemos solucionarlo

Deja un comentario