Escrito por Tendenzias

Cómo fabricar un ambientador casero y ecológico

Sabes que en Erenovable nos gusta darte consejos e ideas para fabricarte tus propios objetos. Es una forma fantástica de reciclar y reutilizar materiales y evitar así el exceso de residuos. Además, suele ser mucho más barato construir tus propias cosas. Es algo entretenidoy  divertido, y puedes sentirte orgulloso de tus logros.

Por eso hoy vamos a contarte cómo fabricar un ambientador casero y ecológico. Verás que es muy sencillo. Puedes personalizarlo tanto como quieras, y es una actividad que puedes hacer con los más pequeños de la casa. Ideal para pasar una tarde entretenidos y además crear vuestro propio ambientador casero y ecológico.

Cómo fabricar un ambientador casero y ecológico

Hay muchísimas formas de fabricar ambientadores caseros y ecológicos. Seguro que has visto o incluso usado algunos y ahora no te das cuenta. Por ejemplo, las madres de antes utilizaban mucho un limón con clavos (refiriéndonos al condimento, claro) como ambientador dle frigorífico, para evitar que se llene de olores mezclados.

También es muy típico que los niños hagan ambientadores en los campamentos o en el cole. Bolsitas microperforadas llenas de lavanda que se podían meter en los cajones para dar olor a la ropa. O incluso algunos que están muy de moda ahora por su aire rústico: velas rodeadas de ramas de canela atadas con rafia. El calor de la vela va calentando la canela y esta va desprendiendo su olor.

Como ves, hay muchísimas ideas diferentes. Todas ellas muy sencillas de hacer para lograr un ambientador casro y ecológico que se adecue a tus gustos.

Lo que vamos a ver hoy es cómo fabricar un ambientador casero y ecológico líquido. Podrás utilizarlo con un difusor para momentos puntuales en los que lo encesites, o como ambientador constante con palitos. Cómo utilizarlo es tu elección.

Materiales para fabricar un ambientador casero y ecológico

Los materiales par afabricar un ambientador casero y ecológico líquido no pueden ser más sencillos. Lo primero que necesitas es el recipiente en el que lo vas a poner. Nosotros vamos a optar por utilizar un pulverizador. Para que no te cueste dinero y además recicles y evites crear más residuos lo ideal es utilizar uno que ya se te haya acabado. Por ejemplo, uno de agua de colonia. O uno de un producto de limpieza.

Sea el que sea el que elijas debes limpiarlo bien antes de utilizarlo. Asegúrate que no quedan restos de olor del producto anterior. Imagínate que estás utilizando un pulverizador que era para limpiar ventanas y no lo limpias bien. Cuando vayas a utilizar tu ambientador casero y ecológico se mezclarán los olores y terminará por no ser muy agradable.

También necesitas un cuenco o bol para hacer la mezcla. Este debe ser lo suficientemente grande como la capacidad del frasco pulverizador que has elegido.

Ahora necesitas agua, bicarbonato, una cuchara y aceites esencial o esencias en general. Puedes utilizar aceites o esencias alimentarias como la de vainilla, aunque no te recomendamos elegir olores demasiado fuertes o acabarás cansándote.

Con todos los materiales para fabricar un ambientador casero y ecológico lo siguiente es ponerse manos a la obra. ¡Vamos a ello! Vas a ver que es facilísimo.

Cómo fabricar un ambientador casero y ecológico – Paso a paso

Vas a ver cómo fabricar un ambientador casero y ecológico paso a paso. Es facilísimo y muy rápido. Si te gusta el resultado puedes probar con diferentes olores. Por ejemplo, uno para la cocina más sutil que no vaya a dar olor a los platos y otro para la casa. Incluso puedes tener uno propio para el garaje y evitar así los fuertes olores a motor, gasolina, etc.

Mezcla el agua con el bicarbonato

El primer paso consiste en mezclar tanto agua como te quepa en el pulverizador con dos cucharadas de bicarbonato. Esta mezcla la haces en el bol y lo remueves todo bien hasta que el bicarbonato esté completamente integrado en el agua.

El bicarbonato es una parte esencial del ambientador casero y ecológico. ¿Sabes por qué? Porque es el producto que hará que la fragancia dure más tiempo en el ambiente y que sea algo más fuerte. Sin eso sólo estarías echando agua con olor que desaparecería rápidamente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Vierte la mezcla en el pulverizador

Una vez que tienes la mezcla hecha y bien batida es el momento de echarla dentro del pulverizador. Si tienes buen pulso o la boquilla es ancha puedes hacerlo a mano. Pero si no se da ninguna de estas dos situaciones puede ser mejor verterlo con un embudo para que no manches todo. Así tampoco pierdes parte de la mezcla.

Añade los aceites esenciales o esencias

Con la mezcla en el pulverizador es el momento de echar los aceites esenciales o esencias. Lo ideal es echar sólo unas gotitas. Dependerá de tus gustos y del tipo de olor que hayas elegido. Nuestra recomendación es que empieces por poco y luego lo pruebes. Si te parece insuficiente siempre puedes ir añadiendo poco a poco más.

Agita bien la mezcla

Una vez que estén listos los aceites esenciales o esencias es el momento de tapar la mezcla. Agita bien tu ambientador casero y ecológico para que todo el líquido adquiera el olor. Agítalo al menos durante un minuto, enérgicamente.

Tienes listo tu ambientador casero y ecológico

Ya lo tienes listo. Ahora es el momento de probarlo. Pulverízalo en un habitación y disfruta del ambientador. Estate atento al tiempo que dura y la potencia del olor. Si te parece que no es suficiente este es el momento de añadir más olor.

Vuelve a abrir el pulverizador, añade más aceites o esencias y mezcla bien. De nuevo invierte al menos un minuto en agitar bien la mezcla. Así el olor se reparte por todo el contenido. Y vuelves a probarlo.

Puedes ir añadiendo todo lo que quieras hasta conseguir la potencia que estás buscando. Pero te recomendamos ir poco a poco, echando unas gotas cada vez. Si te pasas al final el olor será agobiante y terminarás tirando la mezcla en cuanto te canses.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Cómo fabricar un ambientador casero con bicarbonato

Ambientador casero bicarbonato

Lo cierto es que tras haber visto cómo hacer un ambientador casero con aceites esenciales, el bicarbonato es un ingrediente básico para que podamos crear nuestro propio ambientador de modo que queremos ofreceros estas otras dos receta como una buena opción.

Qué necesitas

  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite o esencias aromáticas
  • Envase de vidrio pequeño (de tamaño de un pequeño vaso)
  • Una vela redonda

Cómo hacer

Llena el envase de vidrio hasta la mitad con el bicarbonato de sodio, luego aplica 10 gotas de tu esencia aromatica preferida, mezcla estas dos cosas y luego pon la vela haciendo presión para que esta quede mitad enterrada, y listo ya puedes encender la vela y comenzar a disfrutar el aroma que desprenderá.

Ambientador casero con bicarbonato permanente

Si lo que quieres es tener la casa todo el tiempo perfumada sin importar la ocasion, estonces esta otra receta te encantará.

Lo que necesitas para hacer este ambientador es: aceites aromáticos, bicarbonato de sodio y,un frasco de vidrio con tapa.

Lo que vas a hacer es tomar el frasco y dentro pondrás el bicarbonato de sodio y unas 15 gotas de tu esencia favorita, luego mezcla todo muy bien. El segundo paso es tomar la tapa del frasco y hacerle unos pequeños orificios, puedes ayudarte con un destornillador o un punzón, luego solo coloca la tapa al frasco y ya tienes tu ambientador para comenzar a usarlo en tu lugar favorito de la casa. Puedes hacer varios de ellos y dejarlos en los rincones del hogar, así te aseguras que tu casa huela fresca y perfumada todo el tiempo.

Cómo fabricar un ambientador casero con bicarbonato y suavizante

Como hacer ambientador bicarbonato suvizante

Ya hemos visto cómo puedes conseguir tu propio ambientador casero a partir del uso de un aceite esencial y a partir de bicarbonato, pero otro producto que te dará buen resultado será el del suavizante para la ropa, de modo que os explicamos a continuación, cómo fabricar un ambientador casero con bicarbonato y suavizante.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Qué necesitas:

  • Botella de Spray vacía
  • Suavizante para la ropa
  • Agua caliente
  • Bicarbonato 

Cómo hacer:

Comenzamos agregando 3 cucharadas de suavizante para la ropa a una botella de aerosol vacía.  Luego añadimos a ese suavizante tres tazas de agua caliente.

Mezclamos y le añadimos una cucharada de bicarbonato de sodio.  Finalmente se agita todo con fuerza. Una vez está todo mezclado debes rociar en un área de prueba para asegurarte de que no dejas una mancha sobre el área en particular. Si mancha, debes añadir un poco más de agua caliente a la mezcla y volver a agitar.

También podéis hacer la mezcla indicada primero en un recipiente y luego abocar en la botella de spray, pero lo cierto es que haciéndolo directamente vais a ahorrar bastante tiempo y conseguiréis vuestro ambientador en cuestión de minutos.

Cómo fabricar un ambientador casero con gelatina

Como hacer ambientador gelatina

Si deseas acabar con todos los malos olores que pueden aparecer en casa, en especial cuando tenemos mascotas (sobre todo cachorros) o cuando notamos que las cañerías huelen fuerte, no hay nada como hacer un ambientador casero que podemos colocar por la casa para que emita su suave fragancia y mate todos los malos olores. Un sencillo ambientador que podemos hacer a partir de gelatina y aceites esenciales.

Qué necesitas:

  • Gelatina sin sabor
  • Agua
  • Aceite de fragancia (de lavanda por ejemplo)
  • Colorante alimenticio (para dar color al ambientador)
  • Sal de mesa
  • Pequeños tarros

Cómo hacer:

Hierve una taza de agua y añade cuatro paquetes de gelatina hasta que se disuelva. Retira del fuego y agrega una taza de agua fría.

Ahora puedes añadir entre 10 y 20 gotas de aceite esencial a la gelatina que has mezclado con el agua. Si lo deseas, puedes añadir algunas gotas de colorante alimenticio. Debes comprobar que el olor del aceite o esencia que hayas añadido a la gelatina se nota, porque en definitiva es lo que va a emitir el ambientador, de modo que si no hueles debes añadir unas cuantas gotas más.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Una vez está todo mezclado, se le añade ahora una cucharada de sal y vuelves a remover. Ahora nos tocará verter esa mezcla en frascos pequeños, dejando que el gel se establezca ya sea a temperatura ambiente o en el refrigerador.

Una vez has enfriado tu ambientador procura repartirlos por toda la casa, y comprueba la dulce o intensa fragancia (dependiendo de la esencia) que sale de cada frasco.

Por otro lado, a esta receta para un ambientador casero que os acabemos de dar le podemos añadir también unas cuantas gotas de limón, verás como la mezcla con el aceite esencial, sobre todo si es de lavanda hace que el olor resultante sea incluso mejor.

Artículos de interés

Te hablamos de otros trucos caseros que tú mismo te puedes fabricar:

erenovable.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos