Escrito por

Tipos de motores buenos para el Medio Ambiente

A la hora de elegir un coche, ¿sabías que ya existen motores que son beneficiosos y no contaminan? Puedes elegir entre distintos tipos de motores buenos para el Medio Ambiente, de modo que te explicamos a continuación cómo son y cuáles son sus ventajas

Los tipos de motores buenos para el medio ambiente

Lo cierto es que en la actualidad, los motores eléctricos serían quizás aquellos que menos contaminan por lo tanto, los mejores para el medio ambiente, pero tenemos que reconocer que la industria del motor lleva años esforzándose por lanzar motores que aunque funcionan con combustible convencional puede que introduzcan otros elementos que hacen que sean mejores para el planeta.

Tipos de motores buenos medio ambiente

Veamos ahora qué motores son buenos para el medio ambiente y cómo son cada uno de ellos.

Motores eléctricos

El motor eléctrico de un automóvil explota la energía eléctrica acumulada por la batería en la fase de recarga y la transforma en energía mecánica para mover el vehículo.

Durante las fases de desaceleración, el motor eléctrico se convierte en un generador y recarga la batería . En algunos autos eléctricos, la recuperación de energía también se lleva a cabo durante el frenado. Este tipo de motores no requieren de combustible alguno, de modo que no contaminan para nada el medio ambiente, a pesar de tener la necesidad de tener que cargarlos en terminales para ello o en el enchufe de nuestro garaje.

Motores híbridos

En lo que respecta a de motores híbridos, el significado es bastante simple y se refiere a la presencia de dos motores: uno eléctrico y uno térmico, que puede ser impulsado por diesel o gasolina.

Un vehículo que utilice un motor híbrido, es sobre todo un automóvil que respeta el medio ambiente, reduciendo el consumo y por lo tanto significativamente la emisión de gases contaminantes en comparación con los automóviles tradicionales. El mérito se debe a la presencia del motor eléctrico, cuya operación es compatible con el motor de combustión interna. Este último tiene esencialmente dos funciones, a saber, la de transformar la energía química del combustible en energía cinética y la de cargar la batería del motor eléctrico. Las ventajas de la tecnología híbrida no se limitan solo al aspecto ambiental, sino que también garantizan ahorros en términos económicos. Esto se observa sobre todo en ciertas situaciones, como durante las fases de carga máxima, durante las cuales el empuje ejercido por el motor eléctrico permite obtener un mayor rendimiento manteniendo el consumo de combustible bajo. Además, mientras el coche esté lo suficientemente cargado, echará mano del motor eléctrico, antes que del térmico, reduciendo todavía más la emisión de cualquier tipo de gas.

Tipos de motores buenos media ambiente

Motores de biocombustibles

Un biocombustible no es más que una fuente natural y renovable por la que puede servir a aquellos que tradicionalmente se han confiado a los derivados del petróleo, de modo que podemos encontrar motores a partir de biocombustibles como por ejemplo, el hidrógeno que se obtiene al dividir las moléculas de agua, un elemento presente en abundancia en la Tierra (desafortunadamente no homogéneamente). Se ha demostrado que los vehículos que funcionan con hidrógeno pueden circular, cubriendo muchos kilómetros por litro y con un nivel cero de contaminación de modo que aunque no están todavía plenamente establecidos, este tipo de motores podría ser sin duda, uno de los mejores motores para el medio ambiente.

También podemos encontrar motores que se mueven a partir de desechos de comida, y aunque son otra alternativa recomendable, tampoco es que se haya impuesto todavía como un motor establecido y de uso generalizado.

Y también tenemos que mencionar como no, los biombustibles que crean una alternativa directa a la gasolina, el diesel y el GLP.

En el caso de la gasolina, el sustituto directo es el bioetanol, que se obtiene del maíz y la remolacha. En el caso del diesel, el biocombustible de referencia como segunda generación es biodiesel , producido a partir de aceites de colza, maíz o palma. En el caso del GLP, la alternativa biológica se crea con el biogás purificado.

Motores Downsizing

Por último tenemos que hablaros de un tipo de motor que parece haberse puesto de moda en los últimos años y aunque no deja de ser un motor de combustible que contamina, su tamaño reducido hace que no sea tan contaminante como los modelos convencionales.

Los motores downsizing hacen referencia, a una una técnica particular para la construcción de motores, que en una perspectiva de reducción del consumo y la contaminación ambiental, ha sido muy desarrollada en los últimos años. En particular, la reducción de tamaño tiende a reducir el volumen del motor y su desplazamiento , lo que permite aumentar la potencia específica para que pueda igualar o superar motores con un mayor desplazamiento, en términos de rendimiento y eficiencia, pero también de velocidad y reducir el consumo.

Sin duda, una reducción en el combustible utilizado provoca que bajen las emisiones de contaminantes emitidos. Esto se debe en parte a la reducción en el peso del motor que se puede hacer con 2 o 3 cilindros, a su volumen que permite reducir la capacidad del capó y la menor cantidad de combustible requerido.

Ventajas de los motores buenos para el medio ambiente

Una vez hemos visto cuáles son los distintos tipos de motores buenos para el medio ambiente, podemos enumerar además algunas de sus ventajas.

Tipos de motores buenos media ambiente ventajas

Ahorro

Evidentemente, unas de las primeras ventajas que tenemos que señalar sobre los motores buenos para el medio ambiente es el ahorro que suponen a la larga. No se da de igual manera en todos y cada uno de los motores que hemos señalado, pero lo cierto es que nos costará menos mantener un motor eléctrico o un de biocombustible que uno de gasolina o diesel si tenemos en cuenta cómo se ha elevado en los últimos años, el precio de los carburantes.

No contaminan

Por otro lado, es evidente que una de las ventajas de los motores buenos para el medio ambiente es que no contaminan o al menos no todos lo señalados en la medida en la que lo hacen los de carburantes. De este modo, los menos contaminantes serían sin duda los eléctricos y los de hidrógeno, para luego dejar paso a los híbridos, los de biocombustibles y los que reducen su tamaño (downsizing).

Bajo mantenimiento

Aunque la inversión inicial de este tipo de motores “ecológicos” puede ser mayor en un principio, lo cierto es que todo lo que gastas de más en un coche eléctrico, por ejemplo, o en uno de menor tamaño, lo recuperas a la larga en comparación a lo que puedes llegar a gastar al año en combustible diesel o gasolina.

No producen ruido

Por último cabe señalar además que son un tipo de motor que para nada producen ruido en casos concretos, como los coches eléctricos o el que se mueve a partir de biocombustibles como el hidrógeno.

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos