Escrito por

Qué son los ecosistemas

En este post explicaremos qué son los ecosistemas, qué tipos de ecosistema existen y para qué sirven los ecosistemas, además de su importancia para todos los seres vivos.

Qué son los ecosistemas

Los ecosistemas son sistemas biológicos constituidos por una comunidad de organismos vivos y el medio físico en el que habitan y se relacionan. Dicho de otra manera, un ecosistema lo conforman un conjunto de seres vivos cuyos procesos vitales se encuentran relacionados junto con el entorno en el que desarrollan dicha relación, también conocido como hábitat.

El concepto lo empleo por vez primera el ecólogo inglés A. G. Tansley en el año 1935, y tiene en cuenta las complejas interacciones que exiten entre los organismos que conforman la comunidad (como por ejemplo animales, plantas, bacterias, hongos, etc.) y los flujos de energía y materiales que se dan entre ellos.

Tipos de ecosistemas

Existen 3 tipos de ecosistemas principales. Cada uno de ellos incluye muchísimos ecosistemas que contienen, por así decirlo, ingredientes diferentes, pero los ecosistemas se suelen clasificar en 3 tipos principales.

Ecosistemas acuáticos

como-decorar-un-acuario-con-materiales-reciclados-pez-amarillo-naranja

Los ecosistemas acuáticos cubren la mayor parte del planeta tierra. Incluye todas las areas cubiertas por agua y se subdivide en dos subtipos de ecosistema, que son el ecosistema de agua dulce (principalmente conformado por ríos y lagos) y el ecosistema marino, que se subdivide en otros dos tipos, el fótico (donde llega la luz del sol y es posible la fotosíntesis) y el afótico (donde no alcanza la luz del sol y no se puede producir la fotosíntesis).

Ecosistemas terrestres

Los ecosistemas terrestres son los más explorados y conocidos por el ser humano. Se trata de aquellos ecosistemas en los que la flora y fauna se desarrollan en el suelo o subsuelo y dependen de la humedad, temperatura, altitud y latitud.

Entre los diferentes tipos de ecosistemas terrestres encontramos los bosques o ecosistemas forestales, los matorrales, los herbazales, la tundra, el desierto y los ecosistemas de paisaje modificado. Todos ellos tienen subtipos, y todos los ecosistemas son naturales y funcionan de manera autónoma menos el último, que se trata del paisaje modificado por el ser humano.

Ecosistema mixto o híbrido

En los ecosistemas mixtos o híbridos vemos cómo los dos principales grupos de ecosistemas, el acuático y el terrestre se entremezclan dando lugar a nuevos ecosistemas. Destacan los pantanales, las llanuras aluviales, los pantános de coníferas, los manglares, las marismas, los juncales, los esteros, las turberas y los bofedales.

Sí que son 3 los tipos principales de ecosistemas, pero muchos científicos empiezan a meter un cuarto, que aunque no sea tan visible como los 3 anteriores, no es para nada menos importante.

Ecosistema microbiano

Este es el de propina, ya que dentro de la microbiología también se pueden describir sistemas compuestos de organismos microbianos interdependientes que comparten un mismo hábitat. Los subtipos más destacados serían en este caso las microbiotas y las biopelículas.

Ejemplos de Ecosistemas

Junto a los tipos de ecosistemas que podemos encontrarnos, podemos daros también algunos ejemplos concretos de ecosistemas. Son los siguientes:

Arrecifes de coral

Los increíbles y frágiles arrecifes de coral También llamados los “bosques lluviosos del mar”, los arrecifes de coral son complejos ecosistemas ubicados en los mares y océanos. Los corales son estructuras duras hechas de carbonato de calcio construido a partir de pequeños pulpos.

Muchas personas creen que los corales son formaciones rocosas, pero en realidad están vivos, formando una base para muchos otros habitantes de los mares, como gusanos, esponjas, tortugas marinas, medusas y muchos peces. Los arrecifes de coral son ecosistemas muy complejos y frágiles que se dañan fácilmente por la contaminación y el calentamiento global.

Selvas Tropicales

Las selvas tropicales son el hogar de la mitad de las especies animales y vegetales del planeta. Cerca del ecuador, donde el ambiente es generalmente cálido y húmedo, los bosques tropicales prosperan. El calor y la lluvia hacen que todo tipo de plantas crezcan bien. La mitad de todas las especies vivientes en la tierra viven en bosques lluviosos.

loadInifniteAdd(44636);

Este ecosistema alberga especies de animales, plantas, hongos y organismos que encuentran aquí su hábitat ideal y no podrían vivir en ningún otro lugar del planeta. Recuerda entonces que las selvas tropicales proporcionan el 40% de todo el oxígeno del planeta.

Desiertos

Aprender a ahorrar agua es esencial para vivir en el desierto. No llueve mucho en los desiertos repartidos por el mundo. El clima es realmente seco. Los animales y las plantas que viven aquí han desarrollado formas creativas para evitar el desperdicio de agua. Los cactus retienen agua en sus tallos y no tienen hojas, solo espinas, para no dispersar la humedad. Logran vivir durante meses sin lluvia. Un animal que nunca bebe realmente es el pequeño canguro rata que vive en los desiertos de Nevada. Extrae toda el agua que necesita de las semillas sobre las que se alimenta.

Ecosistemas ejemplos padrera

Praderas

Las praderas están en todas partes. El único continente en el mundo sin praderas es la Antártida. El ecosistema de pastizales tiene una precipitación promedio en la que muchas especies de hierbas y flores crecen juntas. Se encuentran en los Estados Unidos, en África, donde se llaman sabanas, y también en Asia, donde se llaman estepas. Varias especies viven en pastizales tanto arriba como debajo del suelo, comiendo semillas, hierbas u otros animales herbívoros. En los Estados Unidos, estos animales son bisontes y lobos, en África, gacelas y leones.

Ecosistemas de agua dulce

Existen muchas especies que no viven en aguas marinas. Ranas, peces, camarones, moluscos, insectos y organismos microscópicos pueblan estanques, lagos, arroyos y ríos. Incluso animales más grandes viven en o cerca de agua dulce. Nutrias y castores en Europa y América del Norte, hipopótamos y cocodrilos en África, ornitorrincos en Australia y el raro delfín de río en Asia y América del Sur.

Tundra

El clima de la tundra es invierno durante todo el año, con vientos fuertes y temperaturas frías. La tundra se encuentra en las tierras cercanas a los polos. Se llama la tundra ártica y la tundra antártica. Incluso en las regiones cercanas a las montañas más altas encontramos la tundra. La vida es muy difícil, porque la vegetación tiene que soportar bajas temperaturas y fuertes vientos. Musgos, líquenes y arbustos bajos son los únicos recursos. Estos son comidos por renos, conejos y ratones, que a su vez son presas de linces, zorros y osos polares. La tundra antártica es un lugar de descanso para focas y pingüinos.

Ecosistemas ejemplos

Fondo del océano

El fondo del océano no recibe luz del sol. ¿Cómo pueden sobrevivir los animales y las plantas? ¡Hace mucho frío y está oscuro! En ciertas áreas de los mares hay fuentes termales. Estos son pequeños volcanes en el fondo del mar que emiten agua caliente junto con gases como el metano y productos químicos como el amoníaco. También se encuentran animales que viven aquí, como almejas y gambas, pero también un extraño gusano, que tiene casi dos metros de largo y tiene bacterias especiales que pueden transformar el metano y el amoníaco de fuentes termales en alimento.

loadInifniteAdd(44637);

Humedales

Los humedales están cerca de mares, lagos y ríos. Aquí encontramos lagunas, marismas y marismas ubicadas, por ejemplo, cerca de estuarios y deltas de ríos. Estas son áreas de agua dulce y salada y agua salobre. En estas zonas viven muchas plantas y animales acuáticos: cocodrilos, caimanes, ranas y muchos peces que ponen huevos porque es un lugar seguro para la cría. Incluso muchos insectos aman el ambiente húmedo de estas áreas, por lo que proliferan los mosquitos y las libélulas.

Ecosistemas que son

Bosque boreal

Entre el Ártico y las áreas subtropicales hay una región templada. Aquí el clima no es ni demasiado caliente ni demasiado frío y las estaciones son bastante distintas. Gran parte de América del Norte, Europa y Asia se encuentran en estas zonas templadas. Hay muchos bosques de grandes pinos, y abetos, árboles que en su mayor parte permanecen verdes todo el año. Osos pardos, lobos, ciervos, puerco espines y águilas viven en estos grandes bosques.

Grandes ciudades

Incluso las ciudades son ecosistemas particulares, ya que, por definición, un ecosistema es todo lo que vive en un entorno determinado. Las personas comparten sus espacios con muchos otros seres vivos. Los animales, pájaros e insectos que viven entre nosotros son ratas, ratas, carneros, zorros, jabalíes, ciervos, por nombrar solo una persona. Para permitir a estos animales el tránsito seguro dentro y fuera de la ciudad, hay puentes y túneles arriba y debajo de las carreteras más transitadas.

Para qué sirven los ecosistemas

Los ecosistemas sirven para mantener el equilibrio ambiental en el planeta. Por lo general, cuanto mayor número de especies alberguen, cuanto mayor sea su diversidad biológica, mayor es la capacidad de recuperación que tiene dicho ecosistema, ya que al haber más especies estas pueden absorber mejor los efectos de los cambios ambientales. Al ser tan complejo el ecosistema, el impacto del cambio ambiental en la estructura total del ecosistema se reduce. Aunque también hay excepciones, las selvas húmedas tropicales son súmamente vulnerables a los cambios. En cambio, los bosques templados se regeneran muy rápido.

Desde el punto de vista del ser humano, se puede decir que los ecosistemas son unidades de producción, similares a los que creamos los seres humanos para producir bienes y dar servicios. La gran diferencia entre los ecosistemas naturales y los sistemas creados por el humano es que la naturaleza crea ciclos cerrados, en los que el desecho de un ser es el alimento de otro, con lo que los ecosistemas funcionan de manera autónoma y perene. Por el contrario, los sistemas que creamos los seres humanos están llenos de ineficiencias y siempre generamos residuos no aprovechables o que no se reciclan debidamente y demás.

Entre los bienes más comunes creados por los ecosistemas están la madera y el forraje para ganado. Bajo un sistema de manejo bien controlado la carne de los animales silvestres puede ser muy provechosa, como ocurre en algunos lugares del sur y el este de África. Entre los servicios derivamos de los ecosistemas tenemos el disfrute de la naturaleza, que genera gran retorno económico mediante el turismo, la retención de agua, que facilita la mejor distribución de la misma, la protección del suelo, etc.

loadInifniteAdd(50325);

Artículo de interés: