Qué frutas y verduras comer en enero- Calendario de temporada

Enero es el primer mes del año y también pertenece a la estación de invierno. Un mes en el que llevar a la mesa todas las frutas y verduras que nos van a servir para entrar en calor y evitar además los tan temidos resfriados de invierno e incluso la gripe. Conozcamos a continuación, qué […]
Erenovable.com

Enero es el primer mes del año y también pertenece a la estación de invierno. Un mes en el que llevar a la mesa todas las frutas y verduras que nos van a servir para entrar en calor y evitar además los tan temidos resfriados de invierno e incluso la gripe. Conozcamos a continuación, qué frutas y verduras comer en enero- Calendario de temporada.

Qué frutas y verduras comer en enero- Calendario de temporada

Que frutas y verduras comer en enero calendario de temporada

El calendario de frutas del mes de enero está marcado por aquellas frutas que cuentan con lo mejor de las vitaminas. Frutas con mucha vitamina C para aumentar las defensas. En cuanto a las verduras, encontramos alguna que otra fruta de hoja verde, pero también aquellas que nos servirán para las cremas y consomés con los que entrar en calor.

Si deseas poder ver todo el calendario de temporada al completo, visita este enlace.

Veamos a continuación, todas las frutas y verduras que podemos comer en el mes de enero.

Frutas que comer en enero

Que frutas y verduras comer en enero calendario de temporada naranjas

  • Naranjas
  • Clementinas
  • Pomelos
  • Limones
  • Mandarinas
  • Kiwi
  • Manzanas
  • Peras

Verduras que comer en enero

Que frutas y verduras comer en enero calendario de temporada achicoria

  • Remolacha
  • Brócoli
  • Alcachofas
  • Zanahorias
  • Cardos
  • Coliflor
  • Coles
  • Col rizada
  • Coles de Bruselas
  • Achicoria
  • Cebollas
  • Hinojo
  • Escarola rizada y belga
  • Lechuga
  • Patatas
  • Puerros
  • Rábano rojo
  • Nabos
  • Apio
  • Espinacas

Además de entre las listadas podemos ver con más detalles estas a continuación:

Mandarinas

Enero es el último mes para saborear mandarinas dulces y jugosas. Estos pequeños frutos cítricos son perfectos para la preparación de mermeladas o para consumo en mesa.

Manzana

Fresca, dulce, jugosa: la manzana es una fruta para todas las estaciones pero en invierno se ama aún más, gracias a que nos aporta en energía. En enero, la atención se centra en la dieta y la salud, así que abastecerse de manzanas frescas para morder sin quitar la piel, especialmente la roja. De hecho, es en esta donde se encuentran los micronutrientes más preciados, las míticas sustancias antioxidantes que previenen las enfermedades cardiovasculares y contrarrestan el envejecimiento.

Kiwi

Desde sus orígenes en Nueva Zelanda hasta los campos interminables del valle del Po, el kiwi es ahora una fruta de la que no podemos prescindir dados sus conocidos beneficios para el sistema inmunológico, la vista, los tejidos y la prevención de enfermedades crónicas. Todo concentrado en verde o amarillo brillante envuelto en un envoltorio peludo que solo hay que pelar o escarbar con una cuchara, y que de inmediato se convierte en un postre agrio y azucarado, excelente para la merienda o el desayuno. Además, el kiwi es un ingrediente imprescindible para las dietas detox que beberás todas las mañanas durante todo el mes de enero, ¿verdad?

Puerros

Un pariente cercano de la cebolla y la chalota, el puerro tiene un sabor más delicado y, por esta razón, a menudo se lo conoce como «la cebolla suave». Excelente en sopas, pero también perfecto para quiches y, si se fríe, como guarnición crujiente.

Brócoli

Forma parte de la familia de las verduras de invierno por excelencia y debe ser la base de nuestra dieta en los meses más fríos gracias a su elevado aporte de vitaminas (las contiene todas), al igual que la col. Para evaluar la frescura del brócoli es necesario asegurarse de que los floretes no se hayan abierto con flores abiertas y amarillas.

Achicoria

Como todas las verduras amargas, la achicoria también es amiga del hígado. En enero lo puedes encontrar en los puestos del mercado a precios económicos y se puede comer hervida y luego sazonado con aceite y jugo de limón o salteada con aceite, ajo y guindilla.

También te puede interesar