Ventajas e inconvenientes de los champús sin sulfatos

Como todo en la vida, antes de tomar una decisión relevante, conviene mirar los pros y los contras. En este caso, cambiarse a los champús sin sulfatos es una de estas decisiones. Son muchos los factores que influyen a la hora de lanzarse a este tipo de champús. Para ayudarte, hemos recopilado las ventajas e inconvenientes de […]
Erenovable.com

Como todo en la vida, antes de tomar una decisión relevante, conviene mirar los pros y los contras. En este caso, cambiarse a los champús sin sulfatos es una de estas decisiones. Son muchos los factores que influyen a la hora de lanzarse a este tipo de champús. Para ayudarte, hemos recopilado las ventajas e inconvenientes de los champús sin sulfatos.

Ventajas de los champús sin sulfatos

Siempre positivos, lo mejor es comenzar cantando las ventajas de los champús sin sulfatos. No obstante, antes de entrar en materia, quizás quieras saber qué son los sulfatos y por qué son malos para el pelo. Y es que los sulfatos es una de esas palabras que escuchamos de forma habitual, pero que no atinamos a definir cuando nos preguntan.

Diferentes tipos de pelos mujeres

Retienen la humedad

Los  mejores champús sin sulfatos están fabricados con ingredientes naturales, orgánicos y nada de químicos. Esta formulación, no solo no reseca el pelo, como hacen los sulfatos, sino que potencia el humedecimiento del cabello. El hecho de que el pelo se mantenga hidratado, ayuda a que mantenga el brillo durante más tiempo. La sensación de limpieza se prolonga y el aspecto es mucho mejor.

Fortalece el cuero cabelludo

Uno de los problemas que tienen muchos usuarios de champús con sulfatos, es que tienen el pelo débil, sensible y quebradizo. Esto deriva en puntas abiertas, pelo sin vida y cero brillo.

Pelo limpio rizado

Los champús sin sulfatos, por el contrario, tienen la capacidad de recuperar y fortalecer el pelo que parece muerto. No es un proceso inmediato, pues requiere un tiempo de adaptación, pero en el plazo de cuatro semanas, los resultados son reseñables. Saber como usarlo y aplicarlo frecuentemente, permitirá que el pelo se mantenga fuerte y saludable.

Favorece la producción de grasa natural

El cuero cabelludo es capaz de producir sebo, una grasa natural que protege el pelo de agresiones externas. Mientras que los champús con sulfatos obstruyen las glándulas sebáceas que lo generan, los champús naturales sin sulfatos limpian esas glándulas, favoreciendo la creación de más grasa natural para el pelo.

Sin irritaciones, picores o caspa

Los ingredientes naturales con los que se fabrican los champús sin sulfatos no son agresivos con el cuero cabelludo. Cambiando productos químicos, por elementos orgánicos, evitamos las irritaciones, eliminamos los picores y ponemos fin a la aparición de caspa, muy habitual cuando el pelo está seco

Pelo limpio color rosa

Mantiene el color del pelo teñido

Cuando tenemos el pelo teñido y lo lavamos con un champú con sulfatos, nos cargamos el tinte. Básicamente, el sulfato es un detergente químico que solo busca limpiar el pelo de todo lo que no sea pelo. Y en este caso, el tinte no lo es. Pero claro, los sulfatos no tienen tanto poder como para llevarse el tinte en un lavado. Ni en dos. Lo que sí pueden provocar es la aparición de mechones oscuros o zonas decoloradas.

Por su parte, el champú sin sulfatos actúa de forma contraria. No solo protege el pelo y el color del mismo, sino que lo hidrata y lo nutre para que se mantenga el mayor tiempo posible.

Adiós al acondicionador

No hace demasiado tiempo, la gran novedad en el mundo del cuidado capilar fueron los champús con acondicionador. Esto deja claro lo que ha crecido el sector del cuidado del cabello.

Pelo con rizos definidos

Llegados a este punto, si usamos un champú sin sulfatos, no hará falta que nos echemos el acondicionador. El resultado que ofrece un champú orgánico, complementado con la manejabilidad que otorga al pelo a la hora de peinarlo, hacen innecesario el uso del acondicionador. No solo es dinero que ahorras, sino que es un producto menos que aplicar al pelo.

Adiós a las mascarillas

Y si el champú sin sulfatos nos permite prescindir del acondicionador, también hace lo propio con las mascarillas. En su gran mayoría, los champús naturales ya incorporan vitaminas y minerales como para hidratar y nutrir lo suficiente el pelo. Así, la mascarilla será otro de los elementos que podamos retirar de la rutina de higiene capilar que tengamos.

Si analizamos a nivel económico, encontramos que los champús sin sulfatos son más caros que los habituales con sulfatos. Ahora, si dejamos de comprar acondicionador y dejamos de comprar mascarilla, al final el champú natural ya está saliendo rentable. La suma de lo ahorrado supera, con holgura, el precio de un champú sin sulfatos de calidad considerable.

Pelo de colores limpio de sulfatos

Respeto al medio ambiente

La última de las ventajas de los champús sin sulfatos es el respeto al medio ambiente que presenta su fabricación. Son todo productos naturales, orgánicos, incluso veganos. Es más, muchos de ellos son hechos de forma artesanal. Nada que ver con las grandes fábricas de las multinacionales que fabrican los champús con sulfato.

Inconvenientes de los champús sin sulfatos

Y después de repasar las ventajas, toca echar un ojo a los inconvenientes de los champús sin sulfatos. Como todo en la vida, hay un lado negativo y, si estamos comparando, hay que tenerlo también en cuenta.

Precio elevado

Es uno de los grandes inconvenientes de los champús sin sulfatos: el precio. El hecho de ser fabricados con productos naturales, algunos complicados de conseguir, encarece el precio final. En algunas ocasiones, hasta tres y cuatro veces más que un champú habitual. Aunque hay otro factor a tener en cuenta y es que con el uso de estos champús ahorraras en otros productos como mascarillas.

Champús sin sulfatos

No hace espuma

El hecho de que los champús sin sulfatos no hagan espuma, no les resta capacidad de limpieza, simplemente es algo a lo que no estamos acostumbrados. Y es que los sulfatos han malacostumbrado al usuario a pensar que sin espuma, no hay limpieza. Y no es cierto. Ahora, hasta que te hagas al champú sin sulfatos, es posible que gastes más producto de la cuenta. Nos ha pasado a todos.

Volumen va, volumen viene

El cambio de champú con sulfatos a champú sin sulfatos es más complicado de lo que parece para el pelo. Bueno pero complicado. Así las cosas, necesita un tiempo para hacerse a los ingredientes naturales y es posible que en ese plazo, tu pelo pierda algo de volumen.

Pelo liso limpio sin sulfatos

Hablamos de 10-14 días, no más. Pasado ese tiempo, recuperarás tu volumen, pero le añadirás brillo, suavidad, hidratación y un aspecto de limpieza que hacía años no veías.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar