Escrito por Tendenzias

Ventajas de instalar un termostato inalámbrico

Controlar la temperatura de la casa es fuente de ahorro y confort. Esto no es posible en todas las casas, ya que algunas tienen calefacción central y en tal caso el encender o apagar la calefacción no está en manos del usuario final, sino de la decisión que se haya tomado en la junta de vecinos. De todas formas, en las casas con caldera propia o sistema de calefacción propio es posible controlar la temperatura de la casa en todo momento. Para estos casos, la mejor de las opciones es tener instalado un termostato inalámbrico. En este post les explicaremos las ventajas de instalar un termostato inalámbrico.

Qué es un termoestato inalámbrico

Un termostato inalámbrico es algo así como centralita desde la que se controla el sistema de calefacción de la casa. Este aparato suele tener una pantalla y unos pocos botones mediante los cuales se puede estipular la temperatura que deseamos en casa. El termoestato tiene un receptor que se integra en la caldera, que está conectado con el aparato que nosotros manejamos de manera inalámbrica y recibe las órdenes de la misma.

El funcionamiento es muy sencillo, si nosotros le damos orden al termostato de mantener la temperatura de la casa a 21 grados, la caldera de la casa se encenderá hasta alcanzar dicha temperatura. Cuando el termostato percibe que ya se ha alcanzado la temperatura deseada, da a la caldera la orden de apagarse. Pero, si la temperatura vuelve a bajar de la temperatura estipulada, en este ejemplo los 21 grados, el termostato le da la orden a la caldera y esta se vuelve a activar automáticamente.

También suelen tener otras opciones de uso. Por ejemplo, se puede programar la calefacción para que esta se encienda a una hora determinada y se apague a una hora determinada, o que mantenga la casa siempre por encima de una temperatura predeterminada, etc.

A día de hoy, algunos termostatos inalámbricos están conectados a Internet mediante WIFI, y es posible controlar el termostato desde el teléfono móvil. En cualquier caso, lo fabuloso de los termostatos es que se puede conseguir un nivel pleno de confort en casa de una manera muy sencilla e intuitiva.

Ventajas de instalar un termoestato inalámbrico

Instalar un termostato inalámbrico tiene numerosas ventajas que describimos a continuación:

Se puede controlar la temperatura

Como ya hemos comentado anteriormente, el principal cometido de los termostatos es controlar la temperatura, permiten que el usuario ajuste la temperatura de la casa a su antojo, sin tener que preocuparse de estar apagando y encendiendo la caldera, ya que el termostato inalámbrico lo hace de manera automática.

Se puede programar la calefacción

Es posible programar la calefacción y que esta se encienda o apague a la hora que el usuario prefiera. Se puede programar para que se encienda justo antes de que el usuario llegue a casa después de trabajar, o justo antes de despertarse por la mañana para que la casa esté calentita mientras uno se ducha y se viste, etc.

Se puede controlar todo desde una centralita inalámbrica

La ventaja de todo esto es que el contro se hace de manera inalámbrica, desde un pequeño terminal que normalmente dispone de una pantalla o display y un par de botones. Suelen ser de fácil uso, intuitivos.

O desde el móvil

Los termostatos inalámbricos más modernos están conectados a Internet mediante WIFI y el usuario puede controlarlo desde la aplicación del fabricante. Todo el control desde el móvil.

El termostato se puede mover a la habitación que quieras

Una gran ventaja del termostato es que se puede mover a la habitación que se quiera. ¿Qué ventaja reporta esto? Pues bien, la temperatura no suele ser la misma en todos los rincones de la casa, y el termostato manda a la caldera órdenes de que se encienda o se apague dependiendo de la temperatura que percibe mediante el termómetro que tiene integrado. Esto significa que el termostato solo lee la temperatura que tiene a su alrededer. Al poder moverse, se puede colocar en la habitación que cada uno considere más oportuno, en la más fría de la casa, en la que tiene una temperatura promedio, en la más utilizada, etc.

Se ahorra dinero

Un gran punto a favor de instalar un termostato inalámbrico es que estos optimizan el confort a la vez que optimizan el ahorro. Y es que al poder controlar y programar la temperatura a placer, no hay momentos de ineficiencia energética en los que la calefacción está funcionando sin necesidad de ello. Todo el gasto en calefacción se dirige al confort del usuario.

Te despreocupas y disfrutas

Una vez el usuario tiene todo controlado y programado, no hay necesidad de estar pensado a diario si encender la calefacción o no, el termostato lo hará dependiendo de la hora del día y de la temperatura de la casa. Aun así, si uno quiere apagar o encender de manera excepcional la calefacción, solo tiene que apretar un botón.

erenovable.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos