Escrito por

Alimentos Transgenicos

En Erenovable nos interesa todo lo que esté relacionado con las energías renovables pero también nos interesa todo lo relacionado con la tecnología aplicada sobre la naturaleza y es por ello que os queremos hablar ahora de los que se conocen como Alimentos Transgénicos.

Los alimentos transgénicos son aquellos que se diferencian de los naturales ya que se obtienen a partir de la modificacion de ADN y de la implatación de genes externos.

En qué consisten los alimentos transgénicos:

Palabras como transgénico o alimentos transgénicos se han convertido en muy comunes o escuchadas en nuestra actual sociedad, y han derivado a partir de la influencia que ha tenido la biotecnología que ha sido capaz de conseguir que alimentos que a priori duraran poco tiempo o acabaran sufriendo las consecuencias de plagas o de las heladas al estar plantados sean más resistentes y de hecho puedan producirse en mayor cantidad y a la larga alimentar a un mayor número de población.

Los alimentos transgénicos se obtienen a partir de la manipulación del ADN de estos ya que se les inyecta un gen externo, que provoca que se conviertan en otro tipo de alimento, con el mismo aspecto, con el mismo sabor y olor (o incluso mejor) pero con el beneficio de ser mucho más resistentes y a la larga poder conseguir que aguanten más tiempo.

De hecho estos alimentos que se cultivan en el campo al estar  modificados o incluir un gen externo, permiten que puedan soportar mucho mejor el ataque de bacterías y de plagas, haciendo a la larga que se disminuya el uso de insecticidas.

Por  otro lado aguantan también los efectos de la naturaleza como el clima seco o las heladas y el frío, que hacen que cada año se pierdan muchas cosechas y que en el caso de los transgénicos no sería necesario el tener que perderlas. La productividad también puede aumentar ya que se pueden desarrollar de manera más rápida.

Ventajas de los alimentos transgénicos

Estas son las principales ventajas de los alimentos trangénicos

  • Aumento de contenidos nutritivos: Al reprogramar el ADN de algunas especies de plantas, los investigadores pueden aumentar el contenido de nutrientes de los alimentos que se derivan de ellos. Por ejemplo, ya se ha obtenido un Arroz Dorado con el nuevo nombre de arroz , alto en carotenoides , útil para llenar y prevenir las deficiencias de vitamina A ; de la misma manera, este cereal podría enriquecerse con vitamina B1 para evitar el riesgo de Beri beri . Gracias a plantas modificadas genéticamente, los científicos están en vías de producir granos más ricos en lisina , hacer biodisponible la niacina presente en el maíz , o incrementar el contenido de aminoácidos de azufre en las legumbres.
  • Mejora de las características organolépticas: Cerezas más grandes y sin semillas, albaricoques del tamaño de una manzana , naranjas más dulces y jugosas … todos estos resultados están al alcance de los investigadores activos en la producción de especies de plantas de alimentos transgénicos.
  • Reducción en el uso de pesticidas: Al aumentar la resistencia de los cultivos transgénicos a las plagas, las plagas animales y las malezas, es posible reducir el uso de productos fitosanitarios en la agricultura, obteniendo alimentos más saludables, al menos desde este punto de vista.
  • Frutas y verduras frescas disponibles todo el año: A través de la ingeniería genética, los científicos pueden anticipar o posponer la maduración de la fruta o aumentar la resistencia de la planta a bajas temperaturas. De esta forma podríamos tener alimentos frescos disponibles durante todo el año, cuyo contenido nutricional es indudablemente mejor que los almacenados.
  • Reducción de toxinas en los alimentos: Pensemos, por ejemplo, en el problema extremadamente actual de las micotoxinas , que afecta de cerca los cultivos de maíz, oleaginosas y otros granos; estas toxinas, a menudo muy dañinas para la salud (especialmente en el hígado ), se producen por la infestación de los cultivos por hongos particulares.Al aumentar la resistencia de las plantas transgénicas a las proliferaciones micóticas, podríamos obtener alimentos más sanos y más seguros para nuestra salud. Del mismo modo, también podríamos reducir el contenido de sustancias tóxicas presentes de forma natural en algunos alimentos, por ejemplo, eliminando el problema de la amígdala en las almendras amargas o la solanina en las papas.
  • Menos explotación de los recursos del planeta: Imagina una planta transgénica que puede crecer incluso con muy poca agua disponible o en un suelo “pobre” donde normalmente su contraparte “natural” no crecería. Agreguemos la baja necesidad de insecticidas y trabajo agrícola (como el riego).En este sentido, los alimentos transgénicos podrían contribuir significativamente a reducir el impacto de la agricultura en los recursos naturales y los ecosistemas.
  • Ahorro para el consumidor: Reducir el uso de productos fitosanitarios y la cantidad de agua necesaria para el riego, reducir los costos de conservación y transporte desde tierras lejanas; todo esto significa ofrecer a los consumidores alimentos transgénicos que sean menos costosos que los tradicionales.
  • Derrota del hambre en el mundo: Al combinar todas estas ventajas de los alimentos modificados genéticamente, es lógico ver la posibilidad concreta de resolver muchos de los problemas planetarios actuales, incluido el hambre mundial.

Tipos de alimentos transgénicos

Son muchos los alimentos trangénicos que podemos encontrar de modo que vamos a enumerarte a continuación aquellos que son más destacados.

  • El trigo: Al menos el 85% del trigo que crece en la mayoría de países del mundo está genéticamente modificado e incluso marcas de granos generalizadas contienen un porcentaje de trigo genéticamente modificado . Muchos agricultores y productores modifican la soja y el trigo para que sean resistentes a los pesticidas y herbicidas que se usan para combatir el nacimiento y la propagación de malezas.
  • Soja: Representa la comida más modificada genéticamente en el mundo. De hecho, ya se ha creado una semilla híbrida de soja genéticamente modificada, que recibió su aprobación en 2010. Se ha modificado en su composición a través de un aumento en el ácido oleico, que está presente naturalmente en el aceite de oliva. El ácido oleico es un ácido graso omega 9 monosaturado que ayuda a reducir el colesterol malo cuando se usa como sustituto de otras grasas.
  • Calabacín verde y amarillo: Son parte de los pocos vegetales genéticamente modificados y se ha creado una variedad especial de ambos con una composición de genes que pueden ayudar a proteger contra el ataque de virus particulares. Como en muchos otros casos, es imposible entender qué productos transgénicos  son y cuáles son los calabacines verdes y amarillos naturales
  • Alfalfa: El cultivo de alfalfa genéticamente modificado, fue aprobado en 2011 y consiste en la modificación de un gen que lo hace absolutamente resistente al pesticida Roundup. La modificación permite a los agricultores pulverizar el plaguicida en cuestión sin dañar la composición de la alfalfa.
  • La Colza: La colza, de la cual deriva el aceite del mismo nombre, ha sido genéticamente modificada durante mucho tiempo. La aprobación se remonta a 1996, con el consiguiente resultado en 2006.
  • Remolacha azucarera: Este tipo particular de vegetal ha traído consigo una larga disputa sobre el tema de la modificación genética. La aprobación, que llegó en 2005, fue eliminada en 2010 y posteriormente otorgada en 2012.
  • Leche: Para aumentar la producción diaria de leche, a algunas las vacas se les suele administrar rBGH, una hormona de crecimiento que por suerte no está permitida en la Unión Europea, así como Japón, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Riesgos de los alimentos transgénicos:

Parece que todo son beneficios a la hora de valorar los transgénicos tal y como hemos visto cuando os hemos enumerado las ventajas pero entonces…¿porqué provocan tanta polémica entre los consumidores y los ecologistas?.

No podemos negar que no tengan una buena intención, pero lo cierto es que las manipulaciones genéticas a la larga pueden convertirse en algo adverso, en este caso, para el alimento que haya sido tratado.

Además podemos mencionar otros riesgos y desventajas como por ejemplo:

  • No sabes lo que comes realmente: Llegará un momento en el que no sabremos si lo que comemos es alimento natural o no, si bien estos transgénicos se da también en muchos de los piensos que alimentan a animales y de los que después nosotros obtenemos carne o huevos, por ejemplo.
  • Impacto ecológico: Los ecologistas se quejan además del impaco en la biodiversidad que tendrán este tipo de alimentos y que además hacen que se acabe incrementando el uso de tóxicos en la agricultura y como no, el que provoque un impacto ecológico al modificar las leyes de la naturaleza.
  • Posibles problemas de salud del consumidor: El debate sobre los posibles problemas de salud, derivados del consumo de alimentos modificados genéticamente, es muy intenso. A pesar de las seguridades del mundo científico, algunos riesgos parecen ser concretos, como las reacciones alérgicas resultantes de la introducción, en la dieta, de nuevas proteínas ausentes en los alimentos “naturales”. Las plantas transgénicas, que están claramente probadas para evitar cualquier peligro posible, también podrían producir sustancias tóxicas, tal vez en cantidades insignificantes, pero que podrían volverse significativas al tomarlas durante largos períodos de tiempo.
  • Resistencia a los antibióticos: Al insertar genes del genotipo GMO que dan resistencia a los antibióticos , existe el riesgo de que esta característica también se transfiera a bacterias patógenas, que en este sentido se volverían inmunes a las drogas convencionales.
  • Súper malezas y Súper insectos: Al aumentar la resistencia de las especies de plantas transgénicas a los fitofagos y las malezas, existe la posibilidad de que estos insectos y plantas dañinas se vuelvan gradualmente, a través de un mecanismo de selección natural, más agresivas y capaces de superar dicha resistencia.
  • Impacto en los ecosistemas naturales: Al unir las desventajas enumeradas anteriormente, está claro que el impacto de los transgénicos en los ecosistemas mundiales podría ser bastante dañino, creando muchos problemas para la población humana.La fuerte reducción de la biodiversidad, con la imposición de especies transgénicas en detrimento de otras especies y variedades “naturales”, es uno de los temas más candentes sobre la resistencia a la difusión de los transgénicos.
  • Monopolios de la industria: Para producir un organismo transgénicos, se necesitan grandes inversiones, que de hecho han derivado en un sector monopólico de muy pocas multinacionales. Dado que estas son las actividades guiadas principalmente por los beneficios, existe un riesgo real de que el bien común no esté en el centro de la atención de los investigadores; por ejemplo, al crear especies transgénicas estériles, las industrias en realidad obligan a los agricultores a obtener semillas de las mismas industrias que posean patentes.

Otros artículos de interés en Erenovable:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos