Escrito por Tendenzias

Solucionar el problema del derrame de petróleo

El derrame de petróleo del Golfo de México, con su posterior expansión a las costas de Estados Unidos, mantiene en vilo al mundo entero. Son muchas las personas que se preocupan en hallar alguna solución que sirva para frenar este derrame. Recientemente, comentamos sobre un análisis que está haciendo la compañía Petrobiogás en Colombia.

Según lo analizado por Francisco Eslay Macea Barreto, Ingeniero de petróleos y gerente e investigador de la compañía Petrobiogás de Colombia, se estima que el derrame de crudo puede evitarse si al realizar perforaciones, tanto en tierra como en el mar, se contemplara la posibilidad de realizar un segundo pozo direccional de alivio. Tiene sentido la propuesta del investigador colombiano ya que los océanos son patrimonio de la humanidad y hay que tratar de evitar cualquier posible accidente.

El gerente de Petrobiogás explica que la propuesta que ha hecho British Petroleum de crear una campana de contención, construída de hormigón y acero diseñada con la intención de succionar el crudo, no alcanza debido a que las condiciones tanto de las temperaturas, de las presiones como del suelo y de las corrientes marinas son verdaderamente críticas y, por lo tanto, de este modo, van a tener muchos problemas y es posible que no se llegue a una solución inmediata porque seguirá fluyendo petróleo del yacimiento hasta que se disminuya la presión del fondo. En síntesis, la solución de la campana de BP no daría un resultado exitoso.

Según Macea Barreto, agregar disolvente o dispersante para descomponer el petróleo no es la solución y, por el contrario, sólo hace que haya mayor contaminación en el mar. Al petróleo crudo se lo puede detectar a simple vista por su color o por su olor y también se puede determinar el recorrido de la mancha. Pero, al agregar disolvente o dispersante, los derivados siguen su recorrido y no se podría reconocer el petróleo tan fácilmente, sólo cuando ya se le haya hecho daño al ecosistema o a los seres humanos.

La idea de poseer dos plataformas “gemelas” y que el segundo pozo direccional fuese de alivio podría haber sido la solución. No obstante, ahora ya se ha producido la catástrofe y hay que hallar alguna forma de detenerla. Pero, solucionar el problema del derrame de petróleo es prioritario.

erenovable.com

Newsletter