Escrito por Tendenzias

Cómo fabricar un riego por goteo casero

Hoy en Erenovable te vamos a enseñar a fabricar un riego por goteo casero, una forma sencilla y barata de tener las plantas, flores y el resto de vegetales de tu huerto o jardín en perfecto estado. Atento a las indicaciones.

Botella riego por goteo
El riego por goteo es una de las formas de irrigación más efectivas. Especialmente popular en aquellas zonas donde el agua es un bien escaso, el riego por goteo permite no solo experimentar un ahorro significativo de líquido elemento cuando atendemos a nuestras plantas, sino que también presenta una mayor efectividad que otras formas de riego. Este sistema transmite el agua directamente a las cercanías de las raíces de las plantas, por lo que no se desperdicia nada y, a través de un sistema de goteo continuo, hace que tus plantas estén perfectamente hidratadas durante un largo periodo de tiempo. Así, el riego por goteo se ha alzado como una forma efectiva, barata y cómoda de mantener tus plantas en prístinas condiciones.

Fabricar un sistema de riego por goteo casero

Existen sistemas de riego por goteo enormemente complejos y eficientes. De hecho, si te das una vuelta por la enorme cantidad de centros comerciales o tiendas especializadas en bricolaje y productos de exterior, verás que hay opciones para todos los gustos y necesidades. Pero, ¿por qué no haces uno tú mismo? Fabricar un riego por goteo casero es algo enormemente fácil de hacer, te permitirá ahorrar dinero y hará que consigas un sistema totalmente adaptado a tus necesidades. Tanto si tienes una maceta como un pequeño jardín, puedes crear un sistema de riego por goteo casero totalmente adaptado a ti. ¿Quieres saber cómo? ¡Nosotros te lo decimos!

La forma más fácil y popular de crear un sistema de riego por goteo casero tiene como protagonista una botella de plástico. Hazte con una botella usada del tamaño que consideres más conveniente para el tipo de planta a la que quieras vincularla o para el tiempo que necesites que esté activo sin vigilancia tu nuevo riego. Esto último es muy importante, pues si escoges una botella pequeña, tendrás que preocuparte por rellenarla pasado un tiempo muy breve. Así, si piensas irte de vacaciones o deseas no tener que preocuparte por tu riego hasta pasados unos días, te recomendamos que escojas una botella de plástico de litro y medio o de dos litros.

Riego por goteo botella
Una vez hayas escogido tu botella, corta la parte inferior o “culo” de la botella, para que puedas rellenarla por ahí. Cuando lo hayas hecho, pon el tapón en la botella y haz pequeños agujeros en el tapón. Asegúrate de que no sean demasiado grandes, pues el riego por goteo pasará por ellos y tu botella se vaciará rápidamente si son demasiado grandes. Haz unos agujeros más o menos pequeños pero que permitan que el agua pase sin demasiados problemas ni impedimentos. Para ello, te recomendamos que utilices la punta de unas tijeras o de un cuchillo afilado. Si no te sientes especialmente cómodo con esta opción, puedes comprar por muy poco dinero una pequeña manguera con un gotero que regule el paso del agua. Si escoges esta vía, no tendrías que poner el tapón en la botella, sino incorporar al cuello de la misma uno de los extremos de la manguera, pues el gotero regulará el paso del agua.

Cuando hayas hecho lo anterior, introduce la botella en la tierra cerca de la planta o árbol que quieres regar. La idea es que el cuello de la botella quede completamente enterrado, de forma que el agua que pase por el tapón agujereado vaya directamente a las raíces de la planta. Debes asegurarte de que la botella no corre riesgos de volcarse, pues si eso ocurre todos tus esfuerzos serán vanos. Recuerda que tu botella no pesará tanto cuando quede poca agua, por lo que no será tan estable entonces. Para evitar que el aire o algún animal pueda volcar la botella, nosotros te recomendamos que la asegures de algún modo y no te limites tan solo a enterrarla. Puedes asegurarla atándola a un palo o estaca enterrada firmemente en la tierra o, si quieres regar un árbol, puedes vincularla a su tronco con la ayuda de una cuerda o soga. En todo caso, te recomendamos que no dejes tu botella sin asegurar por lo que pueda pasar.

riego goteo casero
Hecho todo esto, solo necesitas llenar la botella, que ya habrás enterrado boca abajo en la tierra, totalmente con agua. Puedes hacerlo fácilmente con la ayuda de una manguera o por cualquier otro sistema que consideres más cómodo para ti. ¡Y ya está! Ya tienes tu sistema de riego por goteo casero. Con este sistema, podrás seguir regando y dando agua a las plantas, flores y resto de vegetales y hortalizas del jardín, ahorrando un importante pellizco de dinero.

Esperamos que este consejo os haya servido de ayuda y que hayáis podido fabricar vuestro propio sistema de riego por goteo sin necesidad de gastar dinero en costosas instalaciones. Para terminar, os dejamos con un vídeo y unos enlaces que os pueden ayudar a completar la INFO del artículo.

Ventajas de un sistema de riego por goteo casero

Los sistemas de riego por goteo tienen unas características que los diferencian de otros sistemas. Esto no quiere decir que sea mejor o peor que otros sistemas de riego, simplemente que puede ser más indicado en unos casos u otros. Para que sepáis mejor si os conviene instalar un sistema de riego de este tipo en el huerto o en el jardín, os mostramos cuáles son sus principales ventajas y desventajas. Comenzamos con sus puntos a favor:

riego goteo
En primer lugar, los sistemas de riego por goteo permiten colocar las salidas donde más nos interese, por ejemplo en aquellas plantas o zonas donde se va a necesitar mayor cantidad de agua. Además, también existe la posibilidad de automatizar todo el proceso, aunque en este caso ya se trataría de sistemas más profesionales.

Asimismo, se produce un menor gasto de agua que en otros sistemas de riego, por ejemplo a base de aspersores. Éstos tienen la posibilidad de regar zonas más alejadas, pero mojando siempre las hojas de las plantas, lo cual resulta más perjudicial, y además perdiendo gran parte de agua por evaporación durante el proceso. En el sistema de riego por goteo colocamos las salidas justo donde queremos y riegan directamente el suelo de la planta, por lo que se produce una menor pérdida por evaporación y no se dañan ni humedecen en exceso las hojas de las plantas. Se calcula que los sistemas de riego por goteo ahorran alrededor de un 50% más de agua que otros sistemas.

Por otro lado, el sistema de riego por goteo es más indicado para aquellos terrenos más difíciles e irregulares, por ejemplo terrenos rocosos o con pendientes marcadas.

Además, el riego por goteo también evita la proliferación de las malas hierbas en el huerto o en el jardín. Como ya hemos explicado, este sistema de riego actúa solamente allá donde lo decidimos, y con la intensidad que queramos, actuando solamente sobre la planta y evitando regar terrenos adyacentes, lo que podría provocar la aparición con mayor facilidad de las malas hierbas.

Estos sistemas también necesitan menos cantidad de mano de obra para ser mantenidos y controlados. Esto es así por motivos antes señalados, por ejemplo la menor necesidad de eliminar malas hierbas, pero también por otras razones: por ejemplo, no es necesario lavar tanto el suelo por acumulación de sales minerales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Por último, el sistema de riego por goteo produce productos de alta calidad, y permite ser usado aún con aguas de muy baja calidad que, en principio, no podrían ser usadas para riego con otros sistemas.

Estas son solo algunas de las ventajas que ofrecen los sistemas de riego por goteo. Pero para ser justos, también hay que mencionar una serie de inconvenientes que merece a pena resaltar.

Inconvenientes de un sistema de riego por goteo casero

riego goteo casero
Ya hemos visto algunas de las ventajas de este sistema de riego por goteo; veamos ahora algunos de sus inconvenientes:

En la primera parte del artículo os hemos hablado sobre cómo fabricar un sistema de riego por goteo casero de forma muy sencilla, utilizando tan solo una botella de plástico. En este caso se trata de un truco casero y barato, que todo el mundo puede hacer en su caso y su huerto. Sin embargo, unos de los principales inconvenientes de este sistema de riego, es que la inversión inicial resulta bastante elevada. Ojo, en este caso ya hablamos de sistemas más profesionales y automatizados, que necesitan de válvulas, programadores, emisores, tuberías y cabezales de riego adaptables. NO es el caso del sistema de riego por goteo casero del que te hemos hablado al inicio.

Otro de los principales problemas de este sistema de riego, y más si es casero, es que se pueden producir atascos y obstrucciones en los cabezales de los riegos, provocando fugas de agua y pequeñas inundaciones en las zonas donde se produzca la obturación, anegando la zona y provocando la pérdida de plantas u hortalizas. En sentido contrario, también se puede producir el tapado de los orificios, con los cual no se estará regando de la forma que se quiere, y el riego no será uniforme.

Otro de los principales problemas de riego por goteo, en este caso asociado también a los sistemas encargados de cubrir grandes superficies, es el diseño de una estructura de riego deficiente. En muchos casos, es el propio diseño del sistema el que está mal planteado lo que, unido a una pobre calidad del agua, puede llevar al fracaso la cosecha.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Como ves, en el sistema de riego por goteo no todo son ventajas, aunque puede ser una muy buena opción dependiendo del caso y, sobre todo, si sigues los consejos que te hemos dado.

Otras recomendaciones sobre los sistemas por goteo caseros

sistema riego goteo
Ya casi para terminar, os vamos a dejar con unos últimos consejos, para que vuestro sistema de riego por goteo casero quede perfecto.

Es importante revisar frecuentemente cada emisor, en este caso la botella de plástico, en otros más profesionales los cabezales por los que sale el agua. Estos se pueden atascar debido a la acumulación de materia orgánica o de sustancias como sales o hierro. Una solución interesante para lavar y desatascar de forma casera los emisores es utilizar vinagre o ácido cítrico. A nivel más profesional se utiliza ácido nítrico para desatascar las tuberías, aunque de momento dejamos eso para los profesionales ya que puede ser peligroso y producir quemaduras.

También es muy importante saber dónde colocar cada emisor, a qué distancia de la planta o árbol en cuestión, y con qué separación debe estar un emisor de agua del otro. Para los árboles, se suelen colocar dos emisores para los pequeños, y entre 4 y 6 para los árboles más grandes. En caso de arbustos, setos, plantas o similares, se suele colocar un emisor cada, aproximadamente, 50 centímetros, en línea recta.

Vídeo: fabricar un riego por goteo casero

Existen otros métodos que puedes utilizar para crear tu sistema de riego por goteo, aunque el que hemos descrito es, sin duda, el más popular. Puedes adaptar diversas variantes a tus necesidades o tus preferencias. Si quieres saber más sobre cómo puedes crear un sistema de riego por goteo, te recomendamos que veas el siguiente vídeo:

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Enlaces de interés
En Eenovable tenemos muchos otros artículos que te van a resultar muy útiles si quieres saber cómo ahorrar agua en casa o cómo mejorar los cuidados de tu jardín:

¿Te ha gustado el artículo? En ese caso, no dudes en compartirlo con tus amigos y contactos en las redes sociales: Facebook, Twitter y Google +.

erenovable.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos