Escrito por Tendenzias

Residuos nucleares en España

Los residuos radioactivos son desechos que contienen elementos quimicos radioactivos. Los residuos nucleares en España son gestionados por ENRESA, Empresa Nacional de Residuos Radioactivos y la encargada en nuestro país de la gestión de estos residuos desde 1985. Un ejemplo claro de lo que hace esta empresa lo encontramos en El Cabril, Córdoba, el único cementerio nuclear español acondicionado para materiales de baja y media actividad.

  De algo tan minúsculo como el átomo surge la energía nuclear, la cual se desprende después de una serie de reacciones químicas. Pero además de esta energía, desprende radioactividad que hace que las sustancias expuestas queden contaminadas. De ahí la necesidad de gestionar los residuos radioactivos con un control extremo de los mismos. Para ello es importante que se almacenen dentro de contenedores que no pueden traspasar, como puede ser las barreras de hormigón, y saber con exactitud cuánto tiempo tardan en dejar de emitir radiaciones. Uno de los ejemplos de almacenamiento de residuos en España lo encontramos en El Cabril, término municipal e Hornachuelos en Córdoba, construido por ENRESA sobre la base de una antigua mina de uranio. Hasta El Cabril llegan residuos a través de un medio de transporte terrestre y se almacenan siempre en estado sólido, haciendo una mezcla de hormigón con el material contaminado que después se introducirá en bidones que posteriormente pasan a un contenedor que será a su vez sellado con cemento. Estos contenedores conforman las plataformas que también se sellan con un techado móvil, para finalmente descansar bajo una serie de barreras físicas. Allí reposarán durante tres siglos bajo vigilancia, momento en el cual ya no tendrían ningún tipo de radioactividad. A pesar de todas estas medidas de seguridad, desde Greenpeace nos advierten que la zona de Hornachuelos es un área geográficamente fragmentada, lo cual supone un riesgo para este tipo de almacenamiento. La mayoría de los residuos radiactivos que se generan en España son de baja y media actividad y proceden de hospitales, industria, centros de investigación y por supuesto, las propias centrales nucleares. Pero también tenemos residuos de alta actividad que se están acumulando en las piscinas de las propias centrales, los cuales se almacenan en contenedores a 12 metros de profundidad durante 3 años, después de los cuales ya se pueden reprocesar. El problema de estas piscinas es cuando llegan a su máximo de almacenamiento. Este es el motivo por el cual la empresa ENRESA quiere construir Almacenes Temporales Centralizados (ATC), algo que a Greenpeace le parece inaceptable, ya que la opción para ellos más aceptable sería la de construir Almacenes Temporales Individualizados (ATI) cuyo coste es mucho mejor y cuya construcción en España sólo sería necesaria en las centrales de Garoña (Burgos), Cofrentes (Valencia), Almaraz (Badajoz) y Vandellós (Tarragona), porque en el resto de centrales nucleares españolas, ya existe. El lugar elegido por ENRESA para crear su ATC en España es el municio conquense de Villar de Cañas, en el cual se almacenarán residuos durante 60 años. Este municipio cuenta con 442 y está situado a 75 kilómetros al suroeste de Cuenca.  

  Imágenes: imagina65.blogspot.com  uniserral.com  iessanisidro.com    

erenovable.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos