Escrito por Tendenzias

La válvula de cierre termostática te ayuda a ahorrar en agua, energía y dinero

Hoy en día es importante que todas las familias pongan en práctica métodos para ahorrar agua, energía y dinero en las facturas que están por llegar. Mejorar el medio ambiente y sus recursos naturales comienza con la instalación de válvulas de cierre termostáticas en grifería y radiadores. Pero, ¿cuáles son las ventajas de estos dispositivos y cómo nos ayudan a reducir el gasto en el hogar?

ahorrar con termostatos

Cuidar el consumo de energía y agua es uno de los primeros pasos que debemos comenzar a dar en nuestros hogares para dar en la diana del ahorro energético. Las familias lo saben: regular la temperatura del agua y de la calefacción mediante una válvula termostática se nota mes a mes en las facturas. Es más, esta medida beneficia a una familia media española con un ahorro de hasta el 16% de agua y hasta un 17% de energía.

Cuatro ventajas importantes de los termostatos en el hogar

1. Cuidas el medio ambiente, al a vez que reduces los gastos de consumo. 2. Cuidas la infraestructura que hace llegar el agua a tu casa, es decir; mantienes el funcionamiento de las tuberías y desagües de tu hogar. 3. Reduces notablemente el tiempo que pasas en la ducha, ya que propio grifo se ocupa rápidamente de regular y mantener la temperatura cada vez que lo abrimos. 4. Se pueden adquirir cabezales termostáticos sencillos que permiten limitar la temperatura en los radiadores de cada habitación, reduciendo el agua caliente que circula por ellos. Existen también modelos electrónicos avanzados que permiten calcular la temperatura dependiendo de la hora o programarlos para que se desactiven solos.

Ahorrar energía con válvulas termostáticas

Valvula cierre termostatica Los radiadores de agua domésticos calientan más o menos dependiendo del caudal que circule por su interior. Cuanta más agua pase, más calentará la habitación. La clave para ahorrar energía y dinero está en las válvulas de encendido y apagado, así como en la forma de regular la temperatura que precisa un hogar en determinados meses del año. La calefacción supone más del 40% de lo que una casa gasta en energía, por eso es importante que conozcas los tipos de válvulas que existen con el fin de reducir la factura casi a la mitad.

  • Válvulas manuales: permiten solamente abrir o cerrar el radiador.
  • Válvulas con termostato clásico: Permite ajustar la temperatura que emana del radiador.
  • Válvulas digitales: Incluye la opción de apagado automático o que un radiador determinado caliente más o menos dependiendo de la hora del día o la noche.

Ahorrar agua con válvulas termostáticas

Grifo termostatico ahorro-agua Una ducha de solo cinco minutos significa un gasto de 95 litros de agua, un tiempo y un consumo que debemos reducir si queremos evitar que la factura se dispare. Los grifos con válvula de cierre termostática regulan en cuestión de segundos tanto la temperatura como el caudal de agua, evitando que malgastemos dinero y muchos segundos calculando a mano esta maniobra.

Los sistemas termostáticos actuales consiguen la mejor precisión con el menor tamaño, por lo que muchas griferías actuales con termostato avanzado ya tienen precios muy similares a las griferías monomando. Debido a esto, muchas familias optan por cambiar los grifos tradicionales de su hogar por un modelo termostático.

Video:

erenovable.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos