Escrito por Tendenzias

La energía eólica

Los aerogeneradores o turbinas de viento fueron diseñados para aprovechar la fuerza del viento y, de ese modo, producir energía que es la que la que conocemos como energía eólica.

El viento impulsa una hélice que está montada sobre un eje que está, a su vez, conectado sistemas mecánicos para bombear agua, moler grano o producir electricidad. Por lo general, se trata de dos o tres palas que giran alrededor de un eje horizontal.
En los molinos de viento diseñados para producir electricidad, la hélice hace girar un generador eléctrico a través de una caja de cambios de velocidades.

Desde 1975, existe un nuevo tipo de aerogeneradores, sobre todo con el objetivo de proveer electricidad. Para aumentar la potencia eólica, el diámetro de las palas ha aumentado progresivamente y a medida que crecían el material con el que se construían se alivianaba (metal, fibra de carbono) ya que la potencia eólica es proporcional al área barrida por la hélice. Hélices de 30 a 60 metros son comunes para una potencia unitaria de 1,5 a 2 megavatios (MW).

La potencia nominal eólica corresponde al número de kilovatios que ésta puede producir en condiciones óptimas durante una hora. Por lo tanto, una turbina eólica con una potencia nominal de 1500 KW, funcionando a plena capacidad, producirá 1.500 KW en una hora.

La hélice situada en la parte superior puede alcanzar más de 120 metros de altura. El viento ya no se detiene por sus asperezas.

La velocidad del viento depende de factores que es importante que conozcamos porque el poder de un aerogenerador es proporcional a esta velocidad. Los componentes locales pueden influir como, por ejemplo, el viento se acelera en los costados y de un año a otro y de una estación a otra puede haber diferencias.
Las turbinas deben estar constantemente de frente al viento para poder producir el máximo de energía eólica.

Vía| notre-planete

Imagen 1|Grégory Tonon

Imagen 2| TheWindPower

erenovable.com

Newsletter