La problemática de la Energía en España sigue dando que hablar todos los meses, ya que no se cuenta con una solución efectiva para paliar con esta temática, y el desarrollo de nuevas fuentes energéticas que no solo sean redituables, sino que puedan solventar el problema de autoabastecimiento.

Justamente lo que se refiere a la producción energética, la Energía Primaria en el país es mayormente importada, debido a que no se puede contar con los recursos necesarios para el autoabastecimiento del Estado, por lo que se apuesta principalmente hacia la Energía Secundaria, que se perfila para ubicarse entre las principales dentro de unos años.

Más allá de la quema de combustibles fósiles, en España se cuenta con una alta producción de Energía Nuclear, que en los últimos tiempos está por equilibrarse junto a las Energías Renovables, cada vez en más crecimiento.

Energía Nuclear

La Energía Nuclear comprende actualmente la tercer fuente de energía del país, con un nivel de producción del 45.9% realizado íntegramente en el país, aunque solo representa un 10% del total de la energía consumida, siendo justamente una de las más rechazadas, prefiriendo la utilización de otras menos peligrosas.

Actualmente se cuenta con seis centrales nucleares: Almaraz I, Almaraz II, Ascó I, Ascó II, Cofrenes, Santa María de Garoña, Trillo I y Vandellós II, las cuales cuentan en conjunto con ocho reactores y forman parte de las diez instalaciones que se encuentran activas en el país.

Actualmente se encuentra la central de Vandellós I atravesando por un período de latencia hasta el año 2028, donde será finalmente desmantelada, y se sumará a la central de José Cabrera, quien cesó finalmente sus actividades el 30 de Abril del 2006.

A mediados del año pasado una moratoria confirmaba que no se construirían más centrales nucleares.

Energía Renovable

Su producción alcanza el 41.1% del total de energía producida en el país, aunque al igual que la mencionada, su utilización a duras penas alcanza el 10% del total de la demanda de energía eléctrica consumida anualmente por el Estado, aunque estos datos se prevén incrementarse para finales de este año.

Es que justamente es una de las fuentes energéticas que más desarrollo está implicando, con la sumatoria de nuevas tecnologías que aumenten su eficiencia, además de reemplazar progresivamente a aquellas que generan una gran emisión de CO2.

La que más desarrollo tiene es la Energía Eólica, con la construcción de grandes parques eólicos, teniendo como tope máximo el haber cubierto un 13.8% de la demanda en el año 2009, seguida de la energía solar, que con las normativas vigentes del 2005 que exigen la instalación de paneles solares en edificios nuevos, crecen progresivamente a pasos agigantados.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>