Escrito por Tendenzias

El viento podría abastecer 1/10th de potencia del mundo en 2020

El viento está en auge. Con o sin las ayudas que permiten a los productores de energía eólica competir con los combustibles fósiles y ampliar su cuota de mercado, la energía eólica será parte integrante del mundo futuro. La AIE (Agencia Internacional de la Energía) concluye así su informe de las perspectivas energéticas del futuro.

El futuro de la energía eólica

El Global Wind Energy Council (GWEC) acaba de lanzar un pronóstico grave, y predice  unos cuantos años difíciles por delante para la industria eólica. Pero el panorama a largo plazo es fuerte. De hecho, GWEC y Greenpeace Internacional manifiestan que en poco menos de 10 años, la eólica podría proporcionar una décima parte de la energía del mundo. En 20 años, podría ser el doble.

El informe, que analiza una serie de  escenarios diferentes para el desarrollo de la industria y la demanda de electricidad, predice que la capacidad instalada podría aumentar más de cuatro veces desde los 240GW a finales del año pasado, a 1.100 GW para el año 2020, es decir, el suministro de entre 11,7 por ciento y 12,6 por ciento de la electricidad mundial, y el ahorro de casi 1,7 millones de toneladas de emisiones de CO2.

El informe señala que en “escenarios menos ambiciosos,” vamos a ver hasta 759 GW, el 8,3% del suministro mundial de energía. La década después, sin embargo, si a la energía limpia se le otorga un ambiente político “estable”, el viento podría cobrar más protagonismo, llegando a 1.600 o incluso 2.500 GW de capacidad instalada en 2030.

Y eso,  nos sitúa mucho más allá de la marca del 20% que tenemos que establecer para evitar los peores impactos del cambio climático.

La importancia de que los gobiernos potencien las energías renovables

La clave para vivir ese sueño energías limpias es el ambiente político estable antes mencionado. Significa nutridos subsidios a la energía limpia y un precio al carbono, la contaminación o una regulación más drástica.

al-viento

Steve Sawyer, secretario general del Global Wind Energy Council, dijo que con energía eólica está demostrando un costo competitivo con los combustibles fósiles en un creciente número de territorios, y está claro que va a jugar un papel importante en nuestro futuro energético.

Sin embargo, agregó que si el sector quiere alcanzar todo su potencial, los gobiernos deben seguir desarrollando políticas de energías renovables ya que hay que “actuar rápidamente para hacer frente a la crisis climática mientras que todavía hay tiempo”.

Sus comentarios fueron repetidos por Sven Teske, experto en energía de Greenpeace, quien argumentó que “el ingrediente más importante para el éxito a largo plazo de la industria eólica mantener una política con vistas a largo plazo, que envíe una clara señal a los inversionistas acerca de la visión del gobierno para el ámbito y el potencial de la tecnología “.

Fuente: The Guardian

erenovable.com

Newsletter