Escrito por Tendenzias

Bioetanol a partir de naranjas

La región española de Valencia es famosa por sus naranjas, y ahora lo será por hacer algo totalmente ecológico con ellas, o mejor dicho con las sobras.

Al parecer allí encontraron la forma de hacer que la pulpa y la cáscara de la naranja produzcan etanol. Este compuesto químico puede ser utilizado como bicombustible, para alimentar automóviles, y así ayudar a frenar el calentamiento global.

El consejero de Territorio y Vivienda de Valencia, Esteban Gonzáles opinó en una conferencia sobre cambio climático: “Tenemos una planta de automóviles y tenemos las naranjas. La experiencia en California demuestra que sería suficiente como para producir 37,5 millones de litros de bioetanol”.
De Valencia salen 4 millones de naranjas al año, y sus cinco plantas de zumo producen 240 mil toneladas de desechos, que al parecer se convertirán en 500 mil con unas nuevas plantas que están planificadas. Esos desechos pueden ser convertidos en etanol, y la mezcla de este etanol de origen vegetal con gasolina regular es una de las formas que hay de reducir las emisiones de dióxido de carbono.

En la Unión Europea, España incluida, se han puesto la meta de reemplazar, para el 2010, un 6 por ciento del combustible fósil por uno renovable, como el bioetanol o el biodiésel basado en oleaginosas. El consejero González dijo que Valencia desea respaldar el proyecto y que pagará una red de distribución del etanol producido si el sector privado no se llega a hacerlo.

Esto nos llena de optimismo al pensar en una reacción en cadena. Todas las fábricas tienen desperdicios. Las fábricas de queso podrían convertir sus sobras de requesón en energía, las papeleras podrían usar la pulpa, y así todas las industrias que tienen un desperdicio podrían aprovecharlo para convertirlo en energía, y así reciclar todo, y volcarse definitivamente a las energías renovables.

erenovable.com

Newsletter