UP

Ahorrar energía con tejados camaleónicos es factible. Gracias a estudios realizados por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), han podido desarrollarse una clase de tejas “camaleónicas”, es decir que tienen la capacidad de cambiar de color, según las condiciones climáticas. Las tejas blancas son las preferidas.

Las tejas que han desarrollado los científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), con el objetivo de ahorrar energía, muestran que las tejas varían de color según las condiciones climáticas. Los estudios realizados muestran que con el frío las tejas se tornan negras y absorben mayor luz solar. En cambio, con el calor las tejas se tornan blancas y esto hace posible reflejar la radiación solar.

Si bien en invierno, las tejas negras se calientan más con el sol también es cierto que esto se nota en la reducción de la factura de la calefacción. Sin embargo, durante el verano, los hogares se calientan más y, al utilizar aire acondicionado, aumenta la factura de electricidad. Siempre pensando en el calentamiento global, los científicos abocados al tema creen que es mejor que los tejados estén pintados de blanco.

lo ideal sería disponer de tejas blancas en verano y de tejas negras en invierno, sobre todo en el norte, pero hay que optar por una de ellas porque no se puede estar realizando cambios constantemente. Por ello, las tejas blancas son las favoritas.

“Este cambio de color no es algo sin relevancia. Se ha calculado que si todos los tejados del mundo fuesen de color blanco, se eliminaría una cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en 20 años, equivalente a la que se produce en el mundo entero en un año”.- han expresado los científicos.

Vía e imagen| elmundo

erenovable.com

Newsletter